Un majestuoso escenario y 200 actores. El patio central del Colegio Nuestra Señora del Rosario, ubicado en la calle Pagés del Corro 32, se retrotrae esta tarde a los tiempos de Jesucristo para revivir, hasta el mínimo detalle, la Pasión de Cristo. Se trata de la sexta edición de esta representación que en los días previos a la Semana Santa se ha convertido ya en toda una tradición en este centro escolar. Interpretada por los alumnos de Secundaria del Colegio Nuestra Señora del Rosario, esta obra «impacta» cada año al público asistente. Sus múltiples y elaborados decorados recrean la Pasión de Jesús desde «la oración en el huerto a la crucifixión» durante aproximadamente 45 minutos.

Por un día, estos estudiantes pasan a ser estrellas de la interpretación para deleitar a los asistentes con esta espectacular función. «Los alumnos de 2º, 3º y 4º de la Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.) están ensayando desde enero durante los recreos para hacer una representación viva de lo que fue la Pasión de Jesucristo, desde la entrRepresentación Pasión de Cristo en Trianaada en Jerusalén hasta la muerte en la cruz. «Crucificamos» a un niño, lo ascendemos en una cruz de verdad», explica Luis Ángel Valdivielso, responsable del departamento Pastoral del Colegio Nuestra Señora del Rosario.

Detrás de toda la recreación, están los cuatro pilares a los que en buena parte se les debe el mérito de esta magna obra, como son Luis Ángel Valdivielso, el profesor de Lengua Castellana Jorge Andrada, Ricardo Ballesteros y Florencio García, estos últimos encargados de los decorados. «Y siempre hay algún que otro profesor que el día de la representación nos echa una mano», apunta Valdivielso.

Pero ésta no es una obra al uso. «Lo interesante es que no es una representación teatral, el espectador no está sentado sino que va acompañando a los actores a cada una de las escenas. La gente se mueve de un sitio para otro, de un escenario para otro según el lugar donde se desarrolle la trama, y es algo muy novedoso. Acompañan a Jesús por los distintos pasos de la Pasión: al huerto de los Olivos, cargando con la Cruz a cuestas, etc.», sostiene Luis Ángel Valdivielso. En total, unos 500 asistentes acuden aproximadamente cada año para no perderse la «Pasión de Cristo… por Triana», que ya forma parte de la historia del Colegio en vísperas del Viernes de Dolores.

Si la lluvia lo permite, esta tarde, a las 18.30 horas, podrán disfrutar de esta original representación por tan sólo dos euros, en un colegio que, por unas horas, se transforma en Jerusalén. La entrada es por la Plaza de Aceituneras, por un «impresionante» arco romano para así, desde el principio, cautivar al espectador.