A tan sólo unas horas del esperado estreno, todo está preparado. «Lotería» y «Un disparate de consulta médica» son las obras que esta tarde, a partir de las 18.00 horas, representarán los alumnos del taller de teatro del distrito Triana en el I.E.S. Vicente Aleixandre. Hoy darán sus primeros pasos sobre las tablas, aunque algunos llevan años sobre ellas, para enfrentarse a un concurrido público y demostrar, mediante la interpretación, todo lo aprendido durante el curso.

Cada semana, desde el pasado mes de octubre, se han subido al escenario para convertir sus vidas en «puro teatro». Unos 20 alumnos han asistido cada miércoles fiel a su cita con el taller de teatro que organiza el distrito Triana para convertirse en actores por un día y evadirse de la realidad. Para muchos, la mejor terapia. Y hoy harán gala de sus habilidades cuando esta tarde se abra el telón. Será entonces cuando lleven a escena la obra del argentino Hugo Daniel Marcos, «Lotería», una sátira que gira en torno a la doble moralidad de sus personajes. La obra, representada en un solo acto, muestra la cena de una familia de clase media donde la unión de ésta se ve reflejada en: ¿cómo nos hacemos con la herencia de mamá?

Y a continuación, «Un disparate de consulta médica», escrita por Paqui Medina, antigua alumna de este taller y a raíz del cual formó, junto con otras mujeres aficionadas a este género, un conocido grupo de teatro denominado «Celosía». En esta obra, surgen varios interrogantes: ¿una consulta médica?, ¿una sala de espera?, ¿un mercadillo?. En definitiva, «lo que debemos y no debemos hacer con las medicinas».

Todo ello bajo la batuta del monitor del taller de teatro Andrés Blanco y actor de profesión, quien dirige ambas representaciones y cuyos ensayos comenzaron hace algunos meses. «El taller está dirigido a todo el mundo, hay una franja amplia, desde gente joven hasta de 90 años, todo el mundo tiene cabida», apunta Blanco, quien también conduce el grupo de teatro formado por la Asociación de Mujeres «Celosía». Ambas representaciones pondrán el broche de oro a lo que ha sido un curso «revitalizador» para estos alumnos.