Caracoles y cine. Dos ingredientes que vuelven a unirse para rememorar aquellos míticos cines de verano al aire libre. Triana acoge una vez más el Certamen de Cortometrajes «Por caracoles» en su duodécima edición. El patio de la Sala El Cachorro será el escenario donde se proyecten cada noche, hasta el próximo viernes 20 de junio, los cortos seleccionados en sesiones abiertas al público y totalmente gratuitas.

Una original iniciativa que aúna el cine y una de las tapas más sevillanas. «Se unen dos tradiciones: el cine de verano al aire libre y las tapas de caracoles. Es una propuesta sencilla que nació con el objetivo de generar un festival de cine y que se pudieran ver cortos locales», explica Juan Antonio Bermúdez, coordinador del certamen, que está organizado por el colectivo Cámara Lenta y la Sala El Cachorro.

Un año más, según comentan los organizadores, la respuesta masiva les ha desbordado y han recibido más de 300 cortos procedentes de diferentes países de Europa, América y Asia. «Queremos seguir siendo fiel a la filosofía sencilla con la que nació en 2003: disfrutar viendo cortos mientras se saborean unos caracolitos, tapa típica de la gastronomía sevillana», exponen.

Así, desde las 22.00 horas cada noche esta semana, el sector audiovisual y los aficionados están de enhorabuena ya que pueden disfrutar de tan preciado molusco mientras disfrutan de esta muestra que comenzó siendo local y ha desembocado en un certamen internacional.

Unas producciones audiovisuales cuya temática es libre con dos únicas restricciones: no exceder una duración de 16 minutos y no incluir armas de fuego. Los premios a los que optan, y que serán entregados el viernes 20 de junio tras el fallo del jurado formado por personas relacionadas con el ámbito de la cultura, son al Mejor Corto Por Caracoles -cuya dotación vendrá determinada por la recaudación de la venta de tapas de caracoles-, al Caracol de la Tierra y al Caracol del Público.

Las proyecciones comienzan a las 22.00 horas en la calle Procurador número 19. El acceso es gratuito y toda la programación detallada aparece en el blog del certamen. Todo un lujo para los sentidos, disfrutar del cine al aire libre y degustando una delicia gastronómica en pleno barrio de Triana.