La primera road movie andaluza de género fantástico «Maldita Venganza» ha  finalizado su rodaje tras más de 7 semanas filmando por los distintos parajes de las provincias de Sevilla y Huelva. Como broche de oro, su equipo técnico, directivo e interpretativo ha presentado este viernes, en el Hotel Ribera de Triana (Sevilla), las primeras imágenes del largometraje.

Según su director, David Chamizo, la película «tiene un estilo propio que navega por diversos géneros y ritmos de montaje, teniendo siempre al espectador en vilo sin saber qué es lo próximo que va a suceder», y muestra de ello es el intrigante adelanto de un minuto y medio de duración.

Durante la rueda de prensa, que ha contado con la presencia de los actores Antonio Canales, Manu Sánchez, Sebastián Haro, Chema Álvarez y María Espejo junto a Chamizo y al productor ejecutivo Antonio Moyano, el director ha confesado que en ciertos momentos el rodaje no ha sido un camino de rosas.

«Todas las noches cuando llegaba a casa después de un largo y complejo día de rodaje me sentía exhausto por los problemas que habían surgido. Sin embargo cuando me ponía a visionar el material todo cobraba sentido y me cargaba de energía para afrontar la siguiente jornada con la misma ilusión».

En cuanto a sus actores, David Chamizo ha resaltado la dificultad de grabar con profesionales de distintos ámbitos pero «finalmente, la experiencia ha sido excepcional y hemos conseguido un material realmente mágico».

Otra de las intervenciones durante la rueda prensa fue la del artista Antonio Canales, quien hizo un hueco en su gira por Latinoamérica para poder estar presente en este día tan especial para el equipo. El bailarín confesó que una de sus pasiones es el cine de autor y que no dispone de tiempo para «hacer cine banal».

Por su parte, el actor protagonista del film, Chema Álvarez, que ha trabajado entre otros proyectos en la serie televisiva Arrayán, los programas de televisión «Vamos que nos vamos» y «La respuesta está en la Historia», y varias obras de teatro en la compañia Los Ulen, felicitó a Chamizo por su película, ya que «rodar Maldita Venganza ha supuesto para mí un reto fascinante cuyo resultado ha merecido la pena».

Su compañera de rodaje María Espejo, conocida por haber sido durante cinco años la presentadora del programa infantil de Canal Sur La Banda, además de intervenir en series de éxito como SOS Estudiantes y Hospital Central, aseguró que «trabajar con David ha sido una experiencia maravillosa, ya que a pesar de los contratiempos nunca perdía la sonrisa». De Maldita venganza, la joven actriz apuntó que «es el comienzo de algo grande y que dará mucho que hablar».

«Nadie está preparado para un peliculón de tal envergadura como este, pero todos deseábamos que alguien lo hiciera y esto es gracias a Bobina Verde. Cuando trabajas con un equipo como este, quieres todavía más tu profesión», declaró María durante la rueda de prensa. En este sentido, el productor ejecutivo de la película, Antonio Moyano, alabó el cine independiente ya que «te da la posibilidad de hacer las cosas auténticamente a tu manera».

Maldita Vengaza redefine el cine andaluz

Entre los atractivos de la cinta, se encuentra la participación de conocidas figuras del panorama artístico nacional, como Antonio Canales, Sebastián Haro, Juan y Medio o Manu Sánchez —quien debuta en el cine con esta película—, así como jóvenes valores de la interpretación que ya cuentan con una notable experiencia en cine, teatro, televisión y series web, como Chema Álvarez, María Espejo, Ignacio Andreu e Irene Lázaro.

Esta película, financiada por completo con capital independiente, ha dado trabajo a más de 100 personas entre equipo técnico, actores y figurantes, lo que ha supuesto un importante impacto económico para la capital andaluza, amén de la promoción exterior que se realizará de Sevilla y provincia a nivel nacional e internacional, ya que sus paisajes han sido protagonistas indiscutibles. Los Molinos de Agua de Alcalá de Guadaíra, el centro de Sevilla o el trianero Mercado de San Gonzalo han sido algunas de sus localizaciones.

Maldita Venganza cuenta la historia de José, un sencillo carnicero de pueblo que sufre las humillaciones de su despótico jefe y el desprecio de su mujer y su hija. No obstante, José guarda celosamente un secreto que le permite sobrellevar su triste y rutinaria existencia sin levantar sospechas entre los suyos. Cuando su frágil equilibrio se rompe, se ve obligado a huir y comenzar «una desquiciada aventura» sin vuelta atrás.

Una de las novedades comerciales y técnicas más destacada de la película es el uso de nuevos formatos. Ha sido filmada en 4K RAW y masterizada, entre otros formatos en UHD (ultra alta definición), porque para David Chamizo, «con esta película pretendemos ser pioneros en un género experimental nunca antes filmado en Andalucía». Además, esta tecnología permite modificar multitud de parámetros «como si aún estuviéramos rodando», admite Chamizo.

El hecho de que el director sea también el montador y el guionista, le otorga un control total sobre la producción. «Hay planos que están diseñados desde el punto de vista de un montador desde la fase de guión y en el rodaje, algunos planos se han modificado tanto a nivel actoral como a nivel técnico pensado siempre en el resultado del montaje».

La película se encuentra en este instante en fase de posproducción. En cuanto finalice su montaje, el filme rodará por diversos festivales de cine de todo el mundo y aspira a conquistar, no solo el mercado nacional, sino también el internacional.