La Gira Megacracks de Inter Movistar ha causado «furor» entre los niños de los colegios públicos de Triana. De la mano del C.D. Olimpic de Triana, que este año conmemora su 25 aniversario fundacional, los jugadores del equipo Inter Movistar han visitado esta mañana el Pabellón Polideportivo El Paraguas, ubicado en la Plaza del Monte Pirolo en el arrabal. El equipo madrileño llegaba en torno a las 11 de la mañana para protagonizar este encuentro que se ha convertido en una gran fiesta del fútbol sala entre los más pequeños.

En total, seiscientos escolares de entre 6 y 12 años procedentes de centros públicos de Triana y del colegio de Educación Especial San Pelayo de Santa Clara han participado en las actividades que se han desarrollado durante el acto, enmarcado dentro de la Gira Megacracks. Esta gira, que se está realizando por toda España, es un proyecto de promoción del deporte y sus valores educativos y de integración social que realizan desde hace cinco temporadas.

«Todos los niños han bajado a la pista para disfrutar de sus ídolos y han jugado con los miembros del Inter Movistar», apunta Eduardo Jiménez, miembro de la Junta Directiva del C.D. Olimpic de Triana. El acto ha consistido en realizar una exhibición deportiva para el disfrute de los más pequeños. «Han realizado un calentamiento con los niños, han hecho juegos y un partido con los niños, con el objetivo de inculcar los valores del fútbol sala entre los más jóvenes», sostiene Jiménez.

Así, Megacracks ha traído a Sevilla la visita del equipo Inter Movistar, que «a nivel de consecución de títulos, es el más grande de nuestro fútbol sala nacional». «Esta gira la realizan por toda la geografía española, y nosotros, con motivo del 25 aniversario del C.D. Olimpic de Triana, hemos querido que visitaran Triana», afirma Eduardo Jiménez. Un encuentro en el que tanto jugadores de este equipo de primer nivel como todos los niños que han asistido han disfrutado al máximo. Para el capitán de Inter Movistar, Luis Amado, «la Gira Megacracks Movistar supone la cercanía con los niños, el poder compartir con ellos una mañana irrepetible, de deporte y valores. Los jugadores tenemos la responsabilidad de trasladarles la importancia de tener hábitos saludables en su vida diaria».