En apenas unas horas, Triana se convertirá en el escenario de la segunda Milla Santas Justa y Rufina Velá de Triana 2013 que organiza la Hermandad de la Estrella junto con el Instituto Municipal de Deportes y el Distrito Triana. 1.609,36 metros, una milla que los participantes recorrerán desde San Jacinto, Pagés del Corro, Génova, Gonzalo Segovia hasta la calle Betis. Un tradicional evento deportivo que un año más se convierte en la antesala de la Velá de Santa Ana.

Este año, las inscripciones se han igualado respecto a la primera edición. Más de 350 participantes que correrán en diferentes categorías: infantil, cadete, juvenil, senior y veterano. «La milla no es una carrera habitual en el panorama andaluz de deportes, es una novedad que ha tenido gran acogida. Propusimos hacer este evento deportivo con el nombre de Santas Justa y Rufina porque son santas trianeras y cotitular de la hermandad de La Estrella. Su día es el 17 de julio, pero al tener la función en esa fecha, lo hacemos el día después», explica Pablo Alcocer, consiliario de La Estrella.

Un evento que crea gran expectación en el arrabal y que atrae a personas no sólo de la ciudad, sino también de otras localidades. «Se acercan desde pueblos como Lebrija, Camas, Dos Hermanas, Alcalá, y de todas las edades, tanto de forma individual o colectiva, ya que vienen muchos clubes», apunta. Y es que este encuentro es, además, solidario. El importe de la inscripción, de tres euros, irá destinado a la bolsa de caridad de la Hermandad de la Estrella. «Trabajamos con diferentes asociaciones, con Cáritas y con otras hermandades, y nos centramos en la atención personal al hermano que tiene sus necesidades, se ha ayudado a unas 900 familias al año, y cualquier ayuda es poca. Todo lo que se recaude se convierte en comida», sostiene Alcocer.

Aunque el plazo de inscripción a la Milla se cerró el pasado martes, «para ser solidario no hay plazo». Según afirma el consiliario, «hay un dorsal cero también para las personas que se quieran acercar y contribuir con 3 euros a la bolsa de caridad». Una hora antes se habilitará una mesa en la puerta de la Capilla para los inscritos que aún no hayan recogido su dorsal para correr en este evento deportivo y solidario.