El Ayuntamiento de Sevilla, a través de su Dirección General de Medio Ambiente y Parques y Jardines, realizó el pasado septiembre un informe donde detallaba cómo proceder con todo el arbolado del cruce de la avenida Cristo de la Expiración con la Ronda de Triana y la calle Inca Garcilaso de cara a las obras de la nueva intersección que habilitará una entrada hacia Cartuja por la avenida de los Descubrimientos. Ese informe fue trasladado a la compañía concesionaria de una actuación que financia y ejecuta Caixabank pero en coordinación con dos delegaciones municipales (Hábitat Urbano, Cultura y Turismo y Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores) y establece el trasplante de todos los ejemplares en los nuevos alcorques ejecutados en la vía pavimentada a excepción de uno que, por su incidencia sobre la calzada, tendrá una nueva ubicación.

El objetivo fundamental y la orden dada consisten en trasplantar allí mismo 15 de las 16 unidades de tipuanas, con indicaciones específicas sobre cómo extraerlas con anterioridad a la entrada de las máquinas, protegerlas individualmente hasta que se trasplanten en la ubicación definitiva, podarlas, aplicarles tratamientos posteriores, trasladarlas y depositarlas en el Vivero Municipal de Miraflores, y todo este proceso con el asesoramiento de una empresa de jardinería especializada en los trabajos de arboricultura y un calendario que la concesionaria de estas obras ha de trasladar al Servicio de Parques y Jardines para la supervisión por parte de sus técnicos.

El árbol que no cabe trasplantar se debe a que gran parte del volumen de su copa quedaría sobre la calzada, según consta en el planeamiento de intersección, con el consiguiente peligro de colisión continua con los vehículos. La propuesta de Medio Ambiente ha sido incorporar este ejemplar de tipuana a las plantaciones, eliminar su alcorque actual y reubicarlo en los nuevos espacios verdes proyectados.

El informe recoge, asimismo, indicaciones detalladas para las zonas verdes isletas y medianas, con la replantación de las 12 unidades arbustivas existentes del árbol de Júpiter y la reposición de los rosales.

Todo este exhaustivo proceder, trasladado a la concesionaria de las obras antes del inicio de las mismas, se ha realizado para evitar actuaciones pasadas como la de la calle Almirante Lobo. 

Noticias relacionadas

- El PP pide explicaciones por la tala de árboles en la Torre Pelli