El concejal del Grupo Socialista Joaquín Díaz ha celebrado hoy que la Comisión Provincial de Patrimonio haya informado desfavorablemente y, por tanto, haya rechazado el proyecto de transformación del Corral de la Encarnación de Triana en sede de la Policía Local que implicaba la renuncia a reutilizar la casa tapón como equipamiento cultural y social para Triana y el desmantelamiento de viviendas sociales construidas recientemente.

El informe, que admitió el propio delegado del distrito en el Pleno de la Junta Municipal celebrada ayer, tiene carácter vinculante ya que se trata de un edificio protegido como BIC por su valor etnológico desde 1995. «Desde que se presentó este proyecto, el Grupo Socialista viene advirtiendo que ese edificio, recién restaurado como equipamiento cultural y viviendas sociales, no es el sitio para ubicar la sede de la Policía Local, y que hay otros espacios en el mismo distrito que se pueden dedicar a este fin para lograr el objetivo de ahorro sin destruir un bien con valor histórico y patrimonial, sin reducir el ya limitado parque social de vivienda y sin dejar al barrio sin un espacio cultural y social», explicó el concejal socialista.

El edificio del Corral de la Encarnación fue catalogado como Bien de Interés Etnológico en abril de 1995 en una declaración que obliga a preservar «el uso del corral como vivienda tipo andaluza» y desaconseja «cualquier cambio de uso que perdería el lugar como exponente de una  de las formas tradicionales de habitación andaluza». Con arreglo a esta protección, en 2011 el Ayuntamiento culminó un plan de rehabilitación que permitió habilitar 13 viviendas sociales y un espacio para usos comunes y culturales del barrio en la casa tapón. Durante los últimos dos años y medio, la zona común ha permanecido sin uso alguno, y varias de las viviendas han estado desocupadas. Finalmente, el gobierno de Zoido presentó un proyecto para convertir el edificio del Corral de la Encarnación en una unidad de la Policía Local de Triana con un proyecto que obligaba a cortar el patio de las viviendas y a reducir el número de pisos sociales. Esta iniciativa contó, desde el primer momento, con el rechazo del Grupo Socialista.

Finalmente, ha sido la Comisión Provincial de Patrimonio quien ha emitido un informe vinculante en el que se rechaza el uso del Corral de la Encarnación como sede de la Policía Local ya que este proyecto iba contra los usos definidos en la declaración de bien protegido, implicaba una reducción de viviendas, suponía una ruptura del espacio central y pondría fin al modelo de convivencia tradicional planteado para este espacio. Así, la propia declaración recogida en el BOJA en 1995 subraya que cualquier uso debe ser aprobado por la Consejería de Cultura y debe ser «respetuoso con el lugar de interés etnológico respetando los elementos integrantes tanto materiales como inmateriales (forma de vida) del corral».

«Ahora, el gobierno de Zoido debe rectificar, buscar otra ubicación para la sede de la Policía Local, poner en valor las viviendas sociales que siguen vacías y dar usos culturales y sociales a la casa tapón. Se han perdido dos años y medio pese a los problemas de vivienda existentes en la ciudad y la falta de espacios de estas características en el distrito, ahora no se debe perder más tiempo», concluyó el concejal socialista.