El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Triana, está ampliando el acerado de la calle San Jacinto a la altura de la Parroquia de San Jacinto, en la intersección con la calle Pagés del Corro.

Se trata de una orejera que amplía el acerado para facilitar la espera de los vecinos que quieren cruzar el paso de cebra a la altura de la puerta de la Parroquia de San Jacinto,  así como el tránsito de peatones por la acera.

«Estos trabajos, que comenzaron el pasado lunes, cuentan con una inversión de 4.930,91 euros y responde a una propuesta que el Partido Popular presentó en la Junta Municipal del distrito Triana en el mes de julio y que fue aprobada por unanimidad», ha señalado el delegado del distrito Triana, Francisco Pérez, quien ha añadido que «en este punto, la estrechez de la acera dificultaba el tránsito de los viandantes, obstáculo que se soluciona con la ampliación de la acera en esta zona».