El portavoz del Gobierno local, Curro Pérez, ha señalado que «el Ayuntamiento de Sevilla no busca confrontación alguna, sino únicamente intentar aportar soluciones a un evidente problema de movilidad que se va a producir en la zona de la Cartuja con la apertura de la Torre Pelli, lo extraño es que la Junta de Andalucía se haya empeñado de manera absurda en bloquear el proyecto del puente. Y también es extraño que el señor Espadas prefiera alinearse con sus compañeros de la Junta de Andalucía y contribuir a hacerle boicot a la ciudad antes que reclamarles la red completa de metro, que es una necesidad y una promesa absolutamente olvidada».

Pérez ha aclarado que «lo que hemos hecho es elevar a la Junta la modificación definitiva del planeamiento en el entorno de la Torre Pelli con el objetivo de poder construir el nuevo puente, ya que existe un silencio administrativo positivo por parte de la Secretaría General de Cultura, al no haber contestado en cinco meses. A lo mejor han cambiado de opinión y han entendido los razonamientos que estamos planteando y que se emitieron en aquel documento remitido en julio, no lo sabemos, pero lo que es evidente es que el puente es una necesidad y la intención del Ayuntamiento es adelantar lo máximo posible su construcción».

El portavoz del Gobierno local ha indicado que «fue el propio PSOE el que creó el problema en la zona de la Cartuja, al permitir la construcción de la Torre Pelli sin existir ni requerir un plan de movilidad previo que ofreciera alternativas, y ahora además se obstina en impedir la solución, puesto que no ejecuta la red completa de metro y además pone trabas a que hagamos un nuevo puente que ayudaría a descongestionar el tráfico. Todas las partes han mostrado su aprobación a la construcción del puente, desde los empresarios de la zona, a los arquitectos, ingenieros y ciudadanos, porque son conscientes de que contribuiría a paliar el problema del tráfico que se va a crear por la existencia de un aparcamiento de 3.500 plazas, pero el PSOE se empeña en obstaculizar las soluciones».

Pérez ha recordado que «desde la Junta sólo ofrecen como alternativas el acceso peatonal o en bicicleta, cuando es evidente que esto resulta insuficiente y que existe un problema de movilidad porque el anterior Gobierno ya permitió el tráfico de vehículos en la pasarela peatonal que desemboca en el monasterio de Santa María de las Cuevas, algo que además entonces hicieron sin mediar informes previos de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ni modificaciones del PGOU».