El grupo de IULV-CA solicitaba ayer en la Junta Municipal del Distrito Triana del mes de julio información sobre el mural de azulejos previsto para la zapata de la calle Betis, y cuya ubicación aún está por decidir. Ante la pregunta, la respuesta del delegado del Distrito Triana, Curro Pérez, fue rotunda: «Gozaba del consenso del Consorcio de Turismo, compuesto por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla y los empresarios, y se ha roto por la Junta». La Junta gobernada en coalición por el Partido Socialista e Izquierda Unida, por lo que Pérez reprochó al representante de IULV-CA en el pleno, Daniel González, «el desconocimiento sobre este asunto cuando es su propio partido quien gobierna en la Junta y dirige esa Consejería, y yo no tengo competencia, sólo transmito la información».

Según explicaba el delegado, el mural de azulejos era un proyecto que formaba parte del Plan Turístico, por lo que «era un oportunidad de oro de la que Triana se ha bajado. Yo apoyé con entusiasmo este proyecto, hasta que uno de los socios -Junta de Andalucía- decidió que no estaba de acuerdo en su colocación». Asimismo, y ante las diferentes preguntas al respecto que planteaba el representante de Izquierda Unida, Pérez prosiguió argumentando que «no sé dónde se almacena, pero sólo me preocupa si se va a poner en Triana. Al romper el consenso, Triana ya ha perdido la oportunidad de contar con esos 120.000 euros». Lamentaba así la pérdida de esa inversión, frente a los 6,8 millones de euros que irán destinados al Paseo de Marqués de Contadero o los 4,5 millones del Muelle de Nueva York.

Asimismo, y respondiendo con contundencia cada pregunta relativa al polémico mural, Curro Pérez expresó su opinión al respecto. «Me parece muy mal que se estropeara el proyecto. Lo que se hacía para el mantenimiento de la zapata era enfoscar y pintar, con una inversión de 200.000 euros, que duraba 6 meses». En cuanto al gasto actual, el delegado del Distrito Triana afirmó que el coste de la fabricación ha sido de 4.000 euros, y que no han llegado a emplearse los 10.000 euros previstos también para la iluminación y la colocación.