La Asociación de Empresarias de Sevilla ha propuesto en la Junta Municipal del distrito Triana celebrada hace unos días «estudiar el problema del tramo peatonal de la calle San Jacinto de acuerdo a las características y al tránsito de personas, que es muy denso en esta calle, como se ha hecho en otras calles peatonales de Sevilla como es el caso de las calles Asunción o Sierpes». Así lo solicitaba la portavoz de la Asociación de Empresarias de Sevilla en el pleno, Charo Navarro, y cuya proposición fue aprobada por unanimidad por todos los miembros de la Junta Municipal del distrito Triana.

Según explicaba durante su intervención la representante de la entidad, «las bicicletas que circulan por el carril bici del tramo peatonal de San Jacinto -zona ubicada entre la Plaza del Altozano y la calle Pagés del Corro- pasan a mucha velocidad. Y precisamente hace unos días una bicicleta arrolló a una niña». Y es que desde que se peatonalizara este tramo de la calle San Jacinto en el año 2010, en este espacio conviven ciclistas, peatones, veladores y parte del tráfico rodado que cada día hace uso del mismo. «Además de las bicicletas, circulan también motos, camiones, ambulancias, coches, sin que ninguno de ellos hagan servicio alguno, simplemente para acortar camino. Sin embargo, a los negocios que están instalados en ese tramo, no se les permite nada, y tienen que realizar las descargas en otras zonas», manifestaba Navarro.

Asimismo, el Grupo Socialista declaró que «no es la primera vez que se trae al pleno esta cuestión. Aquellos que pasan y que no actúen conforme a la normativa, que sean sancionados». Por su parte, el Grupo del Partido Popular apoyaba también la propuesta porque «el tránsito de personas se confunde con el tránsito de bicicletas y otros vehículos. Hay un desorden en la zona peatonal, por lo que habría que hacer un estudio y que sea viable en un futuro».

Acerado en la Barriada del Carmen

Por otra parte, la portavoz de la Asociación de Empresarias de Sevilla, Charo Navarro, propuso también la «construcción de un acerado que, además de servir para mejorar la movilidad de las personas impedidas y mayores que tienen que bajar dos peldaños de 30 centímetros de altura, serviría para unir la calle San José de Calasanz con las calles Manzanares y plaza de Riofrío, en la Barriada del Carmen». «Este trozo de acerado no sería complicado ni muy caro», apuntaba Navarro, y de esta forma, facilitaría el tránsito de los vecinos. Esta iniciativa también fue aprobada por unanimidad por los miembros del pleno.