A menos de una semana para que comience la fiesta grande de Triana, el Ayuntamiento de Sevilla ha puesto ya en marcha una serie de medidas temporales que afectará al tráfico rodado en el entorno del barrio. Un plan de movilidad que está activo desde el pasado lunes y tendrá validez hasta las 24.00 horas del próximo miércoles 29 de julio.

Así, los vehículos contarán con limitaciones por ejemplo en la zona considerada como «recinto interior», es decir, el espacio que se convertirá en principal escenario de esta celebración: la plaza del Altozano, el puente de Triana y la calle Betis. Así, durante los días en los que tenga lugar esta fiesta, desde las 00.00 horas del día 21 de julio hasta las 06.00 horas del día 27 de julio, «queda totalmente prohibido el tráfico rodado y estacionamiento de vehículos (incluidas bicicletas), salvo los servicios de seguridad y municipales autorizados, los vehículos de avituallamiento para carga y descarga de mercancías en horario de 06.00 a 12.00 horas, los residentes acreditados de 06.00 a 18.00 horas y los usuarios del aparcamiento público hasta las 14.00 horas».

Entre estas medidas temporales, el plan recoge también el «sentido de circulación hacia la calle Pagés del Corro desde la calle Antillano Campos», así como «la prohibición de giro a la izquierda en la confluencia de Paseo de Colón con Puente de Isabel II de 18.00 a 06.00 horas».

Asimismo, existen ciertas vías que deberán estar exentas de tráfico rodado durante toda la vigencia de las medidas temporales del plan para utilizar en «caso de evacuación peatonal ante una emergencia como Betis, San Jorge, Callao, Castilla (desde Callao hasta Procurador), Antillano Campos, plaza del Altozano, Puente Isabel II y Fabié». Por su parte, el «viario habilitado para los vehículos de emergencias será Pureza, Pagés del Corro (desde San Jacinto hasta plaza Virgen Milagrosa, Troya y San Jacinto».

Cortes generales al tráfico

El plan de movilidad recoge a su vez los horarios para los cortes totales en las vías Betis, San Jorge, Callao, Castilla (desde Callao hasta Procurador), Antillano Campos, plaza del Altozano, Puente Isabel II y Fabié, concretamente «desde el día 21 de julio hasta el 25 de julio a partir de las 18.00 horas y hasta las 06.00 horas; desde las 18.00 y hasta las 00.00 horas del día 26 de julio y desde las 00.00 horas hasta las 06.00 horas del día 27 de julio».

Por ello, para evitar la circulación de vehículos por la zona del recinto, se prohibirá el giro a la izquierda en el Puente de Triana con Paseo de Colón desde las 18.00 hasta las 06.00 horas; se desviará el tráfico por Antillano Campos en sentido hacia Pagés del Corro; también se hará lo propio para reconducir el tráfico rodado hacia la calle Procurador y se prestará especial vigilancia a los espacios reservados a paradas de taxis, motos y bicicletas.

Regulación del estacionamiento

En las mismas fechas y tramos horarios descritos anteriormente en el plan de movilidad para los cortes totales en determinadas vías, se regulará el aparcamiento en la zona próxima a la Velá, como en la calle Pureza «desde la plaza del Altozano hasta Vázquez de Leca en el margen derecho según el sentido de circulación; desde Fabié hasta el número 24 en el margen izquierdo según el sentido de circulación y desde Luis de la Cuadra hasta Troya en el margen izquierdo según el sentido de circulación». Así, en las calles San Jorge y Callao se prohibirá estacionar desde las 18.00 hasta las 06.00 horas.

También el tránsito peatonal se verá afectado por los aledaños, ya que se cerrarán «los accesos peatonales al malecón del río mediante vallas autoportantes en sus accesos desde las zapatas del puente y desde la calle Betis a partir de las 22.00 horas y desde el Paseo de la O a partir de las 23.30 horas todos los días de la Velá».

En estos días previos, en los que se están realizando el montaje de las casetas para el disfrute de trianeros y sevillanos de la fiesta por excelencia del arrabal, también habrá restricciones de circulación y estacionamiento de vehículos en la calle Betis para «garantizar las tareas de montaje de instalaciones en el recinto interior de la Velá».