El Pleno de la Junta Municipal del Distrito Triana ha acordado este miércoles, a instancias de IU, reclamar al Ayuntamiento de Sevilla que proceda cuanto antes a la adjudicación, en régimen de alquiler, de las ocho viviendas que actualmente permanecen vacías en el Corral de la Encarnación, realojando allí a familias que, por causas sobrevenidas, hayan sido desahuciadas de sus casas.

Según ha informado IU en una nota, este edificio, situado en la calle Pagés del Corro, es fruto de un convenio que este grupo impulsó en 2005 desde el Gobierno local en virtud del cual se conseguía que el promotor de la actuación cediera el solar al Consistorio para la construcción de 13 pisos sociales de uno y dos dormitorios. Sin embargo, «a día de hoy y a pesar de la emergencia habitacional que sufre la ciudad, ocho de ellos continúan inexplicablemente desocupados». De ahí la propuesta de IU que, finalmente, ha salido adelante con once votos a favor, ocho en contra y una abstención.

Al hilo de la aprobación de esta moción, el portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha mostrado este jueves su satisfacción al respecto y ha exigido al Gobierno local que atienda, de manera urgente e inmediata, esta petición vecinal, dada la enorme demanda de vivienda que existe en estos momentos en la capital hispalense.

La iniciativa de la federación de izquierdas se enmarca dentro de la campaña «Del derecho al negocio» puesta en marcha por esta fuerza política con el propósito de «evidenciar la inacción del Gobierno de Zoido y el desmantelamiento que viene llevando a cabo de las políticas sociales del Ayuntamiento desde que arrancó el presente mandato corporativo», según ha señalado IU en un comunicado.

Concretamente, IU ha denunciado el «giro copernicano» que la ciudad está experimentando en materia de vivienda «desde que el PP accedió a la Alcaldía, como ha quedado claramente demostrado con la adopción de decisiones tan lesivas para los intereses de los menos favorecidos como la eliminación de Parque Social de Vivienda destinado a familias necesitadas y de la Oficina de Atención a Inquilinos en Situación de Abusos (Otainsa), además de la paralización del Plan Municipal de Vivienda o la suspensión de los procedimientos establecidos para adjudicar pisos sociales».

Por último, Torrijos ha lamentado que el voto de calidad del delegado del Distrito Triana, Francisco Pérez, haya impedido la aprobación del segundo de los puntos contenidos en la moción de IU, donde se solicitaba al Consistorio que suscriba con la Junta de Andalucía el convenio que ésta le ha propuesto con el fin de aunar esfuerzos y recursos en la lucha contra el drama de los desahucios. «Nos parece un error de bulto injustificable que el PP se niegue a colaborar con la Consejería de Fomento y Vivienda y una prueba más de su absoluto desinterés por abordar con voluntad política este importantísimo problema», ha concluido el portavoz de IU.