La Asociación de Vecinos Triana Norte ha remitido una carta abierta a la delegada del Distrito de Triana, Carmen Castreño, y al delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, para comunicarle los problemas observados en el parque Vega de Triana. Según indican en la asociación, son muchos los vecinos que han alertado “bien de un cierto grado de abandono, bien de defectos en su concepción y diseño“.

Uno de dichos problemas es la «invasión» de «una manada compuesta por unas dos decenas de caballos», alertan, y avisan de que no se conoce su procedencia, pero que resulta evidente «que caballos sueltos y sin control compartiendo espacios con personas, incluidos niños y niñas, constituye por sí misma un peligro potencial». Según explica la asociación, los excrementos de dichos animales se mezclan con los caninos «y permanecen sin recoger durante semanas”.

Escasas instalaciones infantiles

Por otro lado, los vecinos también se quejan sobre las deficiencias que sufre la zona de huertos urbanos y sobre las «escasas instalaciones infantiles del recinto». Explican que la zona dedicada a los niños, al limitarse a un espacio muy pequeño, está «saturada y abarrotada» los fines de semana.

Además, piden un control más exhaustivo sobre el uso de barbacoas portátiles. Alegan que, aunque no les parece mal que las familias usen dichos aparatos, sí que es necesario que se haga con seguridad. Por ello piden la construcción de «barbacoas de obra» en el parque.

La Asociación de Vecinos de Triana Norte pide a la delegada que se tengan en cuenta sus consideraciones y sugerencias, entre las que se incluyen mayor seguridad y vigilancia, extremar el cuidado y limpieza del recinto y aumentar las instalaciones de juegos infantiles.