La calle Betis, Pureza, el Cachorro, el olor a río, las banderitas gitanas… A los elementos transversales de todo pregón de la Velá de Santiago y Santa Ana de Triana se le ha unido una importante carga crítica en la voz de la pregonera Rosa Díaz. La trianera, aunque nacida en Sevilla, despachó en una hora y 25 minutos la encomienda de la Comisión Organizadora. En el acto, que se alargó hasta superar las doce de la noche, también se entregaron los galardones que distinguen a los trianeros del año.

La jornada arrancó guerrillera en los primeros compases. La Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, que homenajeaba en el acto los 200 años de la Hermandad del Rocío de Triana, tiró de cohetes para adornar una de sus piezas. A muchos les recordaría al final de la Apertura 1812 de Tchaikovsky con el replique de las campanas y los disparos de cañón simulando la batalla de Borodino. Pues lo mismo pero en una versión rociera.

Matilde Coral y Javier TraversoProsa y poesía, pasado y presente, amabilidad y dureza. El pregón de Rosa Díaz en la Velá de 2013 ha estado cargado de contrapuntos. Los trianeros, acostumbrada a estas dualidades, han salido del Patio del Antiguo Hotel Triana lidiando con esta lucha de impares. El gesto torcido de algunos contrastaba con la sonrisa complaciente de otros. En cualquier caso, lo cierto es que el pregón se ha saldado con pocos indiferentes a pesar de las 900 butacas.

«Triana no es un barrio, para mí es un sentimiento». Con esta afirmación, entre otras, arrancaba la declamación de la pregonera. Después, además de glosar la Triana de antaño y de diseccionar las costumbres e imágenes que la Velá evoca, Rosa Díaz repartió estopa a la clase política, a la especulación urbanística, a la Alemania de Merkel o hasta a la prima de riesgo. De su crítica se salvó la polémica Torre Pelli, que proyecta su sombra sobre Triana.

Están haciendo en Triana
una torre de babel
que cuesta mucho parné
y tiene muy mala baba

Por no faltar en el pregón tampoco faltó un exabrupto proveniente del patio de butacas. «¡Ya vale de mítines!», se pudo oír en los últimos compases de la alocución. Cabe también destacar, que las palabras de Rosa Díaz arrancaron en varias ocasiones los aplausos de los asistentes. Su proclama, rica en detalles descriptivos y notablemente adjetivada, rozó momentos de transmisión al tendido. La pregonera sabía de lo que hablaba y su verdad encontró respaldo en el público en varios lances del acto.

Entre los asistentes al acto se encontraban los trianeros distinguidos, artistas y miembros de la corporación municipal. El alcalde, Juan Ignacio Zoido; el Teniente de Alcalde de Triana, Francisco Pérez; los delegados de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos y Seguridad y Movilidad, Beltrán Pérez y Juan Bueno; los delegados de los distritos Bellavista-La Palmera y Los Remedios, Rafael Belmonte y Carmen Ríos; y los portavoces de PSOE e IU, Juan Espadas y Antonio Rodrigo Torrijos.

Los galardonados de la Velá 2013Varios de estos representantes políticos subieron al escenario para hacer entrega de los galardones a los trianeros del año. Emilio Jiménez Díaz, Antonio Liz, Antonio Martínez Díaz, Finito de Triana, Ángela Vargas Vega, Guadalupe Osuna y Luis León forman desde hoy parte de la nómina de Trianeros de Honor. La Comisión Organizadora de la Velá de Santa Ana también ha distinguido a Javier Traverso, José Antonio Navarro Arteaga y María Graciani como Trianeros del Año. Por su parte, José Rodríguez «El Pío», Los H.H y Rafael Blanco Guillén han sido nombrados Trianeros Adoptivos. Para terminar, la organización ha premiado la labor de las asociaciones «Elige la vida» y a la Casa de los Artesanos.

La entrega de insignias, que ha transcurrido sin mayores sobresaltos, ha dejado como anécdota el baile que la trianera Matilde Coral protagonizó al cante de Javier Traverso. La bailaora Angelita Vargas, que sufrió un problema grave de salud hace un par de años, arrancó una ovación al público.

Himno de Andalucía, himno de España y deprisa y corriendo a la plaza del Altozano. Con el encendido de bombillas se puede decir que Triana ya celebra su Velá.