Se trata de «uno de los bocados más preciados y delicados del mar». Una combinación de sabores y texturas que podrán degustarse, de nuevo, a la orilla del Guadalquivir. Son las III Jornadas del caviar y esturión que un año más, ha puesto en marcha el Restaurante Abades Triana de Sevilla hasta el próximo 5 de mayo. Durante esta semana, además de contar con la carta habitual, el restaurante sevillano ubicado en la calle Betis ofrecerá un menú temático donde el esturión será el protagonista «bajo los formatos más vanguardistas».

«La pureza de los diferentes tipos de caviar, el ahumado de la carne del esturión, la sutileza del «alma del caviar» y la frescura del caviar de frutas» son algunos de los sabores que el visitante podrá degustar ante un espectacular paisaje, con la Torre del Oro, la Giralda y la Maestranza de fondo. «Mediante estas jornadas queremos homenajear al río por su importancia durante toda la historia, tanto fluvial como gastronómicamente, ya que desde mediados de los años 60 el río estaba poblado por esturiones de los cuales se extraía un caviar incluso mejor que el iraní. Estaba considerado el mejor caviar del mundo», apuntan desde Abades Triana.

Y ahora, sobre las mesas de este restaurante, lo ponen de nuevo a disposición del cliente en un menú compuesto por seis platos «armonizados con diferentes vinos y espumosos por 50 euros por persona». «Gracias al esfuerzo de Riofrío, Viñafiel y Grupo Abades queremos hacer llegar este artículo de lujo a la mayor parte de público posible», sostienen. Y es que éstos son productos conocidos aunque no demandados debido a su elevado precio.

Velouté de Esturión Gelatinizado de Apio, Huevo de Codorniz Poché y concentrado de Payusnaya; Tartar de Esturión con Rape, Aguacates, Brotes tiernos y Emulsión de Dijón o Coca de Verduras al Dente, laminado de Esturión Ahumado y Emulsión de Ali-Oli gratinado son algunas de las exquisitices que ponen a disposición del público durante esta semana. Aunque el plato que más éxito ha alcanzado de este particular menú es «el Dado de esturión sobre crema de tubérculos trufados, tallarines de sepia y castañitas de mar con alma de caviar».

Texturas y sabores únicos en unas jornadas que ya alcanzan su tercera edición, manteniendo siempre como base el caviar y el esturión, pero «jugando con diferentes texturas, cocciones y realizando diferentes combinaciones de sabores». Sabores que, a buen seguro, sorprenderán y harán las delicias de los paladares más exquisitos, por tercer año consecutivo.