Ésta no es una peluquería cualquiera. Si a los más pequeños les suponía un suplicio ir a cortarse el pelo y aguantar horas de espera sentados, ahora no querrán salir de la Peluquería Infantil Kokolook. Aquí los asientos son coches de juguetes como el Ferrari de Fernando Alonso y el de Rayo McQueen, otro tiene forma de flor, hay tocadores para niñas, coronas de princesa, televisiones que emiten sólo dibujos animados, juegos, lápices, e incluso se puede disfrutar de una partida a la Wii. Kokolook, ubicada en la calle Esperanza de Triana 24, se ha convertido en un auténtico «paraíso» para los más pequeños a la hora de cortarse el pelo.

Este establecimiento nace en abril de pasado 2012 y desde entonces ha causado furor entre las madres. Marisa Carneiro, peluquera, esteticista y arquitecto técnico, emprendió este nuevo modelo de negocio junto a su marido ante la «necesidad» en el mercado. Ellos han diseñado y creado toda la decoración y no les falta el más mínimo detalle, incluso Marisa ha cosido los babis con los colores corporativos verde pistacho y fucsia para que tengan mayor movilidad mientras les corta el pelo. «Hicimos un estudio de mercado, y en Sevilla no hay peluquerías infantiles de este tipo. Todas las peluquerías son tradicionales y en la espera los niños se aburren, se quiere ir, están inquieto y no centran su atención aún llevando juguetes para entretenerlos», explica la propietaria de Kokolook.

Así, crearon esta peluquería infantil convertida a su vez en un espacio lúdico ya que los niños juegan mientras esperan e incluso mientras les cortan el pelo hacen lo propio con los volantes de los coches. «Hemos querido que sea algo colorido, alegre, ya que aquí en Sevilla no hay cultura de Peluquería Infantil», apunta Marisa. También realiza en alguna ocasión cortes de pelo para adultos, pero su negocio está enfocado principalmente a los más pequeños. «El récord lo tengo en una niña de 43 días a la que le corté el pelo. El tiempo dedicado a cada niño es imprevisible, depende de su comportamiento. También me han pedido adolescentes que les haga un corte de pelo específico, por ejemplo, al estilo del cantante Justin Bieber», declara.

Las tardes suelen ser más ajetreadas que las mañanas, pero lo ideal es pedir cita previa en el teléfono 954 003 647. En función de la edad o necesidad del pequeño, Marisa organiza perfectamente la agenda. «Para pelar a un bebé es mejor por la mañana, ya que requiere de mayor tranquilidad y disponibilidad. O para realizar desparasitación, es mejor a última hora de la tarde, ya que después necesito un tiempo para desinfectar y estirilizar todos los productos que no son desechables». Además, para atender a todas las necesidades, en el aseo dispone de cambiadores y Pocoyó es el encargado de «amenizar» a los más pequeños. En Kokolook, la diversión y el corte de pelo, están garantizados.