Veinte años han pasado ya desde que un grupo de consumidores y productores se unieran para «promover el consumo ecológico, responsable y solidario». Y por ello, con motivo de este XX Aniversario, La Ortiga, una cooperativa de consumidores de productos ecológicos, ha presentado esta semana en la Sala El Cacharro en Triana el balance de estas dos décadas de una entidad que alcanza ya los 700 socios. «El 8 de junio de 1993 cuatro agricultores y veintitrés consumidores nos pusimos de acuerdo para la compraventa de productos ecológicos y creamos La Ortiga, que cuenta con dos locales en Sevilla -en el centro y en Sevilla Este-, seis empleados y reparto a domicilio. Movemos cada año medio millón de euros. Hemos crecido pero no cambiado», apuntan desde la cooperativa.

«Tenemos desde conservas, vegetales, mieles, pastas, cereales, legumbres, arroces, potitos para los niños, que son muy demandados, carnes, frutas, quesos, chacinas hasta chuches para los más pequeños. El 100% procede de la ganadería y de la ecología, y tenemos la cesta de la compra completa, incluso productos de limpieza y aseo personal. En las tiendas se pueden comparar los precios con el mercado convencional», apunta Itziar Aguirre, socia que fue la primera presidenta de la asociación. Asimismo, asegura que «en frutas y verduras los precios son más baratos que en las grandes cadenas de alimentación, y además son productos ecológicos».

Entre sus socios cuenta con productores, aunque también se abastecen de otros también ecológicos que no tienen por qué ser socios. Quienes forman parte de la cooperativa, cuentan además con un descuento en la compra de estos productos de La Ortiga. «Para ser socio se realiza la solicitud, y una vez que se apruebe en la Junta Directiva, el capital social a aportar es de 70 euros. Posteriormente se paga una cuota anual de 50 euros, que puede verse reducida para quienes tienen una situación especial o sin recursos», apunta Alejandro Brome, socio y presidente desde 2001 a 2010 de la cooperativa.

Y curiosamente, «en Andalucía el consumo es minoritario desgraciadamente, mientras que en Cataluña, País Vasco o Madrid son las comunidades más destacadas. La comunidad andaluza es fuerte en producción y en consumo todavía no, aunque la tendencia es de crecimiento», sostiene Brome.

La directora general de calidad, industrias agroalimentarias y producción ecológica de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medios Ambiente, Ana María Romero, detallaba los últimos datos referentes al sector. «Andalucía ha apostado por la producción ecológica y España es el primer país a nivel europeo. Estamos elaborando ya el segundo plan andaluz de agricultura ecológica y para 2014 se elaborará el tercer plan, con el propósito de consolidar la superficie de actividades ecológicas. Nuestro reto es el aumento del consumo interno de producción ecológica. Por ello nos reunimos con los colectivos. En Andalucía, los datos de 2012 reflejan 949.025,27 hectáreas y 10.180 operadores -agricultores, importadores y transformadores- de los cuales, 9.700 son de producción ecológica», detalla Romero.