Desde el pasado mes de agosto, Triana cuenta entre sus comercios con uno muy singular. Su propietaria, Cintia, aclara que no tiene nada que ver con la imagen que todo el mundo tiene en mente de un «sex shop». Se trata de Sex Academy, una tienda erótica ubicada en la Ronda de Triana 39 que sólo pretender acabar con el tabú y los prejuicios acerca del sexo. «Aquí no hay cabinas, ni es un lugar oscuro, todo lo contrario, es colorido, invita a pasar, la gente se anima a entrar sin que se sientan que están haciendo nada malo», explica Cintia. Realiza además reuniones de «tuppersex», tanto en casas como en su propio local, donde acerca y descubre las novedades de sus productos. «Se pueden comprar también a través de la web, o en la tienda, y si no tengo algo lo encargo. A veces me piden algo extraño e investigo hasta que lo encuentro», asegura. E incluso ha vivido momentos «insólitos» que son «gajes del oficio». «Lo más raro que me han llegado a pedir es si podían pobrar un lubricante dilatador en la tienda, si se lo podía poner yo. O hace unos días, pasó una señora y entró para preguntarme cómo me atrevía a tener un maniquí con forma de mujer en el escaparate, si no pensaba polarizar los cristales», comenta sorprendida.

Cintia comenzó a trabajar en un «sex shop» hace 9 años hasta que decidió montar su propio negocio junto a su pareja. Su experiencia, conocimientos y sus dotes sociales de cara al público, hacen que pueda asesorar e interactuar con el cliente para que encuentre un producto acorde con lo que necesita o desea y, sobre todo, para que «lo pase bien». «Hay personas que buscan salir de la monotonía, otras tienen un problema a la hora de mantener relaciones con su pareja y necesitan soluciones. Muchas mujeres vienen con la receta médica incluso para comprar bolas chinas, ya que, contrariamente a lo que se piensa, no sirven para dar placer sino para muscular el suelo pélvico. Las recomiendan para las mujeres que suelen tener pérdidas de orina», sostiene.

Entre sus productos «estrella» se encuentran unos muy «famosos». «Tenemos un vibrador de gama alta, lo denominamos el Ferrari, y es el conejito, Rabbit, que aparece en la serie de «Sexo en Nueva York». También contamos con varios productos de «50 sombras de Grey», apunta. Así, aquí se podrán encontrar productos para todos los gustos, bolsillos, edades iempre mayores de 18 años] y necesidades. Y para quienes quieran conocer un poco más acerca de Sex Academy, esta noche realiza una fiesta erótica en la discoteca Bandalai donde sortearán algunos de sus productos.