Nació hace unos 40 años con el objetivo de ofrecer una opción a los vecinos del barrio para que tuvieran un lugar de esparcimiento y donde desarrollar actividades recreativas, lúdicas y de ocio. Y desde entonces, cientos de vecinos se congregan en su sede para disfrutar de un buen número de eventos que convierten a la Asociación de Vecinos Santa Ana en mucho más que una entidad vecinal. Ubicada en la calle Antonio Rodríguez Zeppelín número 5, está formada por 800 vecinos de la barriada. «Se creó para darles la opción de que tuvieran un lugar para el divertimento», explica su presidente, José Antonio Vidal.

Y así ha sido, porque a lo largo de estas cuatro décadas, han conseguido dar vida a un sinfín de actividades que organizan cada año. «Celebramos todos los eventos en la sede de la asociación. Desde la fiesta de Halloween, el día de Andalucía, el pregón de la Semana Santa hasta la Cruz de Mayo, entre otras muchas actividades», apunta Vidal. Y es que además cuentan en su sede con un bar, abierto al público, donde poder degustar todo tipo de tapas, guisos y bebidas a precios muy asequibles.

A finales del pasado mes de Asociación de Vecinos Santa Ana, mucho más que una entidad vecinalmayo han celebrado nuevamente la tradicional Cruz de Mayo que por primera vez ha tenido carácter solidario. Una fiesta que con mucho cariño e ilusión preparan los vecinos del barrio. «Animamos a los asistentes a aportar un kilo de comida y a cambio la asociación le regalaba una papeleta para la tómbola. También, los niños que deseaban participar en las actividades, sólo tenían que traer un kilo de alimentos no perecederos, todo ello a beneficio de la bolsa asistencial de la Hermandad de la O», afirma el presidente de la Asociación de Vecinos Santa Ana.

Una forma de aportar su granito de arena para «contribuir y ayudar a las familias que necesitan alimentos» debido a la difícil situación económica que atraviesan muchas de ellas. Así, durante tres días, la sede de esta entidad acogió diversas actividades infantiles, concursos y actuaciones musicales que hicieron las delicias de todos los asistentes.

Pero además, esta asociación puso en marcha hace 17 años un club deportivo, fundando así el A. V. Santa Ana Fútbol Sala, que en la actualidad alberga a unos 200 deportistas. «El promotor fue Antonio Álvarez Gordón –quien da nombre a las pistas deportivas ubicadas en Ronda de Triana conocidas como Tejares- y fue él quien lo creó para que los niños de Triana tuvieran esta actividad», expone Vidal. Un club que nació con apenas tres equipos y hoy día consta ya de 15 equipos de fútbol sala divididos en prebenjamines, benjamines, alevines, infantiles, cadetes, juveniles y séniors. Y precisamente en junio pusieron el broche final a la temporada celebrando la tradicional entrega de trofeos a todos estos deportistas, con edades comprendidas entre los 5 y los 25 años, en la pista de fútbol situada junto a la sede de la asociación y que, además, sirve como escenario para otros eventos.

En definitiva, los vecinos del núcleo Santa Ana están unidos no sólo por las actividades que realizan durante el año, sino también por el deporte. Una asociación y un club que trabajan por y para el barrio. Y es que la Asociación de Vecinos Santa Ana es, claramente, mucho más que una entidad vecinal.