La Asociación de Vecinos La Dársena, del barrio de Triana, celebra hoy su décimo pregón de la Semana Santa en la Residencia Geriátrica Nuestra Señora de la Consolación, ubicada en la avenida de Coria número 10. El evento tendrá lugar a las 12.00 horas en el salón de actos del centro, y este año, el pregonero será el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez. «Ya estuvo el año pasado, y este año dicen que el pregonero va a partir moldes. Cuando se lo ofrecimos se sintió muy orgulloso por haber pensado en él, pero también confesó que es una responsabilidad», apunta José González, presidente de la Asociación de Vecinos La Dársena.

Como cada año, se espera que la asistencia sea masiva. «Normalmente ponemos 300 sillas y siempre queda gente sin asiento. Hay mucho público. Este pregón no tiene nada que envidiar al resto», sostiene González. Y tanto es el éxito que éste es el décimo aniversario de este multitudinario acto. En años anteriores, han sido también pregoneros Agustín Pérez, Nicolás Salas, Isabel Fayos, entre otros.

La Banda de Música de la Cruz Roja acompañará al pregonero en el acto, al que asistirán miembros de la corporación del Ayuntamiento de Sevilla, entre ellos el delegado del distrito Triana Curro Pérez, y representantes de algunas Hermandades de Triana. «Ya hemos impreso 300 pregones, encuadernados y cosidos, para repartirlos y que el pregonero los firme a quien lo desee. Después se ofrecerá una copa y un aperitivo», comenta el presidente de La Dársena.

La Asociación de Vecinos La Dársena presentaba el cartel del pregón de la Semana Santa hace tan sólo unos días. El acto tuvo lugar en el Castillo de San Jorge donde el autor de la obra, Alfredo Bautista Guerrero, explicó los detalles de la misma. «Se nota que soy trianero, por la cerámica que he pintado como si fuera un azulejo; el pergamino porque los pregones antiguos se leían en pergaminos; El Cachorro porque es el Cristo insigne de Triana y en un lateral, la luz que alumbra al barrio: todas las hermandades de Triana», apuntaba el autor Alfredo Bautista.