El delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, ha asegurado hoy que «lo que realmente necesita Cartuja son las líneas 2 y 4 del Metro», ya que «no se puede seguir negando a una ciudad como Sevilla una red completa de Metro».

Por tanto, ha instado al portavoz socialista, Juan Espadas, que ha denunciado recientemente el estado en que se encuentra el Parque Científico y Tecnológico, a «reclamar a la Junta de Andalucía que apueste de una vez por todas por una red completa de Metro, como piden los sevillanos», al que ha recriminado que «insulte la inteligencia de los ciudadanos obviando una necesidad sobre la que hay una reivindicación unánime».

«Parece que el señor Espadas es incapaz de levantarle la voz a la presidenta del gobierno andaluz, Susana Díaz, y ni siquiera por el bien de los sevillanos se atreve a pedirle que deje de boicotear a Sevilla», ha lamentado Bueno, quien ha recordado que «si de verdad quiere hacer algo por los empresarios y trabajadores de la Cartuja en particular y por los sevillanos en general que le pida a la presidenta que desbloquee la construcción de un nuevo puente e impulse una red completa de Metro».

En este sentido, ha apuntado que «la Junta le está negando a Sevilla una infraestructura que vendría a descongestionar el entorno de la Torre Pelli con el argumento de que provoca impacto visual, los mismos que no veían impacto en un rascacielos lo ven en un puente».

Asimismo, el delegado de Seguridad y Movilidad ha recordado que «también fue la Junta la que cerró unilateralmente las parcelas que se usaban como aparcamientos en superficie y la que como única iniciativa para Cartuja propuso a este gobierno en un documento oficial de la Consejería de Fomento la creación de más de 3.000 plazas de zona azul en la Cartuja».

Por tanto, considera que «está más que claro el boicot de Susana Díaz a Sevilla, así como el servilismo de Juan Espadas a su presidenta», frente a lo cual «el gobierno de Juan Ignacio Zoido sigue trabajando contra viento y marea para mejorar la calidad de vida de los sevillanos».