«La disciplina, el respeto, la fuerza de voluntad y evitar la violencia». Cuatro valores que destacan los alumnos del grupo «Hon Ken» que asisten a clases de kárate en el Colegio Nuestra Señora del Rosario en Triana. El maestro José Herrera, sexto dan de kárate, lidera el grupo «Hon Ken» y enseña Artes Marciales desde hace más de treinta años. «Esos valores no se limitan a la práctica de este deporte, sino que son aplicables en el día a día», explica.

«La disciplina les enseña a que tienen que ser obedientes con sus padres y profesores, mejorando su conducta. En las clases se transmite el respeto hacia los demás compañeros, a no reírse de sus fallos y a valorar el trabajo que cada uno realiza», comenta Helena Rodríguez, ayudante de Herrera. La responsabilidad se transmite y recibe y los alumnos la aplican también en las tareas escolares.

Este enfoque diferente del kárate infantil por parte de José Herrera, «lo aleja de la competición y está orientado hacia el esfuerzo, el trabajo diario y las ganas de superar los propios límites», sostiene Rodríguez, con el objetivo de que los niños disfruten con la actividad y evitar la presión. Además, y pese a lo que se pueda llegar a pensar acerca del kárate, «las Artes Marciales son para defenderse, pero siempre hay que intentar resolver el conflicto por medios pacíficos, y eso se les enseña a los niños».

Según explica Helena Rodríguez, los alumnos realizan ejercicios para mejorar cualidades físicas como la agilidad, la elasticidad y la resistencia, mientras juegan, aprenden y desarrollan el hábito de realizar una actividad física tan beneficiosa para su desarrollo psicofisiológico. Y para que no desesperen y aprendan a tener paciencia, trabajan de manera conjunta niños de diferentes edades y niveles, así se prestan ayuda unos a otros.

Desde el Colegio Nuestra Señora del Rosario, ubicado en la calle Pagés del Corro 32, se ha fomentado la práctica de esta actividad, «que cada año cuenta con más alumnos y que en 2012 fue sede del I Encuentro de Artes Marciales de la Unión de Kárate Andaluza, en el que se reunieron casi un centenar de niños de diferentes gimnasios, todos ellos pertenecientes al grupo Hon Ken», explica Helena Rodríguez. Pero para asistir a esta actividad extraescolar, no es necesario pertenecer a este centro educativo. «Quienes deseen aprender Artes Marciales, son bienvenidos».