Agentes de la Unidad de Intervención Nocturna (UIN) de la Policía Local de Sevilla han organizado un evento solidario, que tendrá lugar el próximo domingo 1 de diciembre en el Estadio Olímpico, con el objetivo de recaudar fondos para repartir juguetes entre los niños que pasan las Navidades hospitalizados.

La iniciativa puesta en marcha por estos agentes, bajo el lema «La sonrisa de un niño», persigue ampliar su ya tradicional reparto de juguetes solidario que desde hace varios años vienen realizando en el Hospital Virgen del Rocío, a los centros hospitalarios Virgen Macarena y Virgen del Valme.

Para este fin, el próximo domingo se celebrará una Ruta en bicicleta y patines que partirá a las 10:45 horas de la Plaza de España y otra Ruta en Moto que comenzará a las 11:15 horas en el Estadio Olímpico. Ambas actividades culminarán sobre las 12:30 horas en este estadio de La Cartuja, donde se celebrará una gran fiesta con actuaciones musicales, animación infantil y ambigú.

En concreto, se instalará en el Estadio Olímpico un escenario en el que de manera altruista actuarán el grupo Sinlache, Salobre de Triana, Dani Aguilar, la comparsa de Las niñas de Alcalá y la Chirigota de Sevilla. También habrá tres barras donde se servirá comida y bebida y, en el exterior, una exhibición de adiestramiento canino a cargo de Alpesa y un castillo hinchable, entre otras actividades de animación infantil.

Todo lo recaudado irá destinado íntegramente a la adquisición de juguetes para hacer un reparto solidario por los hospitales de Sevilla. «Queremos que no haya ni un solo niño que desgraciadamente tenga que pasar las Navidades hospitalizado al que no podamos arrancar una sonrisa llevándole un regalo», ha explicado uno de los policías promotores de esta iniciativa, José Antonio López, quien ha añadido que «si logramos reunir suficiente dinero donaremos el resto a alguna ONG para que lo haga llegar a quienes más lo necesitan».

Por tanto, José Antonio ha hecho un llamamiento «a todos los sevillanos para que colaboren, porque la sonrisa de un niño merece que todos hagamos un pequeño esfuerzo, sólo consiste en venir el domingo con la familia a pasar un buen rato con nosotros».

«Dar un paseo en bici o en patines o en moto y tomar algo mientras disfrutamos de música en directo es un plan estupendo para el domingo y además estaréis colaborando en hacer feliz a un niño que va a pasar las fiestas en la habitación de un hospital», ha añadido.

Desde hace varios años agentes de la Unidad de Intervención Nocturna llevan juguetes a los niños del Hospital Infantil, para lo que ponen dinero de sus bolsillos y organizan rifas. Este año es la primera vez que han buscado patrocinadores y han organizado un evento de estas características, porque «la idea es llegar al mayor número de niños posible».