El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la delegación de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, ha firmado un convenio con Cáritas Diocesana de Sevilla  para articular la colaboración entre ambas partes en materia de atención a la población en exclusión social a través del Centro Amigo.

«El importe de la subvención para la presente anualidad asciende 150.822 €, habiendo incrementado su dotación en un 50% respecto del año anterior, y su pago se realiza de forma fraccionada, anticipándose el 75% de la misma, por importe de 113.116 €, a la firma del Convenio y el 25% restante, que asciende a 37.705,62 €, una vez justificado el pago anterior», ha detallado la delegada de Familia y Asuntos Sociales, Dolores De Pablo-Blanco.

El Convenio tiene una vigencia desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2013 y da prioridad a aquellos beneficiarios derivados por los Servicios Sociales Municipales.

De esta manera, De Pablo-Blanco ha explicado que «en la situación actual es necesario apoyar aquellos proyectos de la iniciativa social de ámbito privado que apoyan a personas en situación de exclusión social grave, y luchan por la inclusión social de los mismos como es el Proyecto Centro Amigo que Cáritas Diocesana ejecuta, en sus instalaciones del barrio de Triana, donde cuenta con un espacio residencial, abierto todos los días del año y con una capacidad de 21 plazas».

Además cuenta con un espacio de estancia diurna, abierto de lunes a viernes en horario de 9:00 a 20:00 horas y con una capacidad de 40 plazas, y en un piso tutelado destinado a aquellas personas que después de un proceso de acompañamiento personal en el centro, han adquirido las habilidades necesarias para desarrollar las actividades de la vida diaria. Desde este proyecto se pretende dar una respuesta de carácter integral que facilite la cobertura de las necesidades básicas mediante la atención residencial y la atención de necesidades sociales y de salud mediante una atención personalizada de carácter interdisciplinar, la participación activa del voluntariado y de las propias personas en situación de exclusión social.

«El incremento de la dotación de la subvención permitirá a la entidad contar con mayor número de recursos humanos para atender a estas personas», ha señalado la delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación.

Así, De Pablo-Blanco ha recordado que el Ayuntamiento de Sevilla aprobó en sus presupuestos anuales para 2013 un Plan Especial de Apoyo Social para mitigar los efectos de la crisis sobre las familias y población más vulnerable dotándolo con 7 millones de euros que se incrementan al presupuesto del Área de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación.

Este incremento ha reforzado las actuaciones sobre cuatro grandes grupos entre ellos el de comedores, catering sociales y Centros de Acogida. «En este primer grupo, que es donde se encuadra el proyecto de Centro Amigo de Caritas, se propone una ayuda directa a centros de acogida de personas en situación de exclusión social y sin hogar, además de una ayuda directa a instituciones sociales que tienen entre sus objetivos cubrir las necesidades de alimentación a personas sin hogar y a familias sin recursos», ha concluido la Delegada de Familia y Asuntos Sociales, que ha añadido que «la intención de este gobierno es ayudar a los colectivos más vulnerables y a quienes más lo necesitan sobre todo en estos momentos».