En esta mañana lluviosa, las inclemencias meteorológicas no han sido impedimento alguno para que estos hombres «todoterreno» cumplan con su acción solidaria ya propuesta desde hace semanas: entregar casi una tonelada y media de alimentos no perecederos al Banco de Alimentos de Sevilla con el dinero recaudado tras su participación en la Cabalgata de Reyes de Triana. A primera hora de la mañana, incluso antes de la hora prevista, 6 vehículos todoterreno del Club Híspalis 4×4 y varios miembros de esta asociación se congregaban a las puertas del supermercado El Jamón en la avenida de Alvar Núñez, en Triana. Allí esperaba toda la mercancía ya empaquetada lista para su transporte. «Hace unos días entregamos al supermercado el dinero y les dijimos que optimizaran al máximo la inversión, para la compra de alimentos no perecederos como arroz, pasta, etc.», explica Antonio Raño, vicepresidente del Club Híspalis 4×4.

Y es que este Club, con sus vehículos 4×4, ha sido el encargado de remolcar cada una de las 16 carrozas que componían el cortejo de la Cabalgata de Triana 2013. Al tratarse de una asociación muy solidaria, ya que realiza otro tipo de ayudas y acciones humanitarias en Marruecos, decidieron aportar su granito de arena empleando el dinero cobrado por su participación en la Cabalgata de Triana en la compra de alimentos para los más necesitados. «Ha sido una participación totalmente altruista y con un fin claramente solidario. En el Club Híspalis 4×4 estamos muy orgullosos de poder colaborar con nuestra aportación», apunta Raño. 33 socios que han hecho extensible esta generosidad, ya que Óscar, uno de los miembros del Club, ha contribuido además con 100 kilos de alimentos recaudados entre sus compañeros del cuerpo de la Policía Local de Dos Hermanas. Así, a las 12.30 horas de la mañana su gran aportación ha sido entregada en el Banco de Alimentos de Sevilla, quienes han recibido esta ayuda con los brazos abiertos.

La de este año ha sido una Cabalgata muy solidaria en Triana. Más de 3.000 kilos de alimentos fueron recaudados y entregados en el Banco de Alimentos de Sevilla, ya que la Comisión Organizadora de la Cabalgata de Reyes de Triana estableció que cada participante en el cortejo debería aportar 2 kilos de alimentos para inscribirse.