Llega septiembre, comienza el curso escolar, y además de iniciar un nuevo ciclo, el Colegio de Educación Infantil y Primaria San Jacinto, ubicado en Pagés del Corro, estrena el acceso al centro educativo. Si durante el mes de julio concluían las obras de mejora ensanchando el acerado y protegiendo la entrada con una valla protectora respecto de la calzada para salvaguardar al alumnado de los posibles peligros del tránsito de vehículos, en agosto se ha puesto fin a estas actuaciones ultimando el cierre central de la baranda.

«Con la baranda ya ultimada queda preparada la nueva entrada al Colegio San Jacinto. Se ha ensanchado el acerado y se ha protegido el espacio con una valla que está preparada para abrirse cuando se precise la entrada y salida de vehículos al patio. Seguimos la línea de trabajo de mejora de los espacios frecuentados por los niños», declaraba el delegado del Distrito Triana, Curro Pérez. Ésta es una propuesta aprobada por la Junta Municipal del Distrito Triana con el objetivo de «facilitar las entradas y salidas a los centros educativos, mejorar la estancia de los padres en estos accesos y, por supuesto, la seguridad de los más pequeños», afirmaba Pérez.

Asimismo, y aprovechando estas obras en las puertas de los centros educativos del barrio, también se han ejecutado otras mejoras en beneficio de la zona. «Como cada vez que abrimos zanja en la calle Pagés del Corro, aprovechamos para ir renovando las redes de saneamiento en ese tramo de calle», sostenía el delegado. Estas obras forman parte de los dos proyectos adjudicados al distrito: a la altura de la calle Cisne y en la puerta de entrada del Colegio San Jacinto. El coste de las dos obras, según apuntaba Pérez, es de 6.485,38 euros con cargo al Distrito Triana en su capítulo de inversiones de rehabilitación de viales. «Con estos proyectos estamos también consiguiendo la regeneración de la red de abastecimiento de la calle Pagés del Corro, tan deseada por Emasesa», afirmaba.

El año pasado se mejoró el acceso en el tramo del Colegio de Educación Infantil y Primaria José María del Campo, donde también se amplió el acerado y se instalaron unas vallas con el objetivo de impedir a los niños salir hacia la calzada, reforzando así la seguridad.