El portavoz socialista y candidato a la Alcaldía, Juan Espadas, acompañado por los concejales Antonio Muñoz y Joaquín Díaz, ha planteado hoy a bibliotecarios y representantes de los trabajadores municipales cuál será su prioridad de gobierno a partir de mayo en cuanto a la red de bibliotecas y que se resume en una moción que el PSOE llevará al próximo pleno el jueves. «Las bibliotecas deben volver a ser ejes culturales y sociales en los barrios dinamizando públicos, recuperando la apertura en horarios de tarde, con dotación de fondos que el Ayuntamiento adquiera en librerías sevillanas y con un programa de actividades que vuelva a colocar el servicio público en la agenda de la ciudad y de los sevillanos», explica.

Espadas ha planteado la revisión del plan director de bibliotecas que se venía ejecutando desde el anterior mandato, que permitió abrir varias salas en los barrios y que «en cuatro años de Zoido se ha metido en un cajón. Las únicas decisiones tomadas por la derecha han ido en relación al recorte de personal, de horario, de fondos y de actividades».

En estos cuatro años la inversión en bibliotecas se ha reducido un 21% desde los 342.000 euros con que se dotó en 2011 a los 270.000 euros que Zoido ha incluido en su último presupuesto. Este recorte tiene traducción directa en el personal municipal que no llega a cubrir los horarios mínimos obligatorios y que supone que todas las salas cierren por las tardes durante una semana al mes, «o que las salas de infantil perfectamente dotadas como la de la biblioteca Julia Uceda lleve cerrada tres años».

En paralelo, los gastos habilitados para la adquisición de libros se ha desplomado un 58% quedando en 2015 en 10.000 euros después de tres años de bajadas continuas. De igual forma, los presupuestos de Zoido han venido recortando las partidas para actividades y programación hasta dejarlo un 68% por debajo de donde lo cogió en 2011, con 52.000 euros sobre los 166.900 euros que había entonces.

«Quiero que esto cambie a partir de mayo y por eso quiero ser el alcalde de Sevilla para rescatar las bibliotecas de los barrios. Tenemos que declararlas como servicios esenciales que permitan la dotación de 24 plazas con las que los horarios recuperen la normalidad de apertura durante todas las tardes. Además hace falta un compromiso presupuestario que dé opciones a los bibliotecarios para actualizar los fondos tanto de libros como de DVD, y que se compren en las librerías de los barrios cumpliendo mi objetivo de cada euro municipal que se gaste contribuya a mantener empleo», explica el candidato.

Espadas plantea igualmente un convenio con la Universidad de Sevilla para que use las instalaciones de la biblioteca Felipe González, «tras cuatro años cerrada porque Zoido no ha sabido ver en esta inversión heredada una oportunidad para que, al menos los jóvenes universitarios puedan disponer aquí de salas de estudio nocturno y fines de semana durante las épocas fuertes de exámenes. Es un espacio envidiable en desuso que no puede seguir cerrado y que debe ponerse al servicio de los sevillanos».