El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y la concejala Encarnación Martínez han realizado hoy una visita de inspección a los Jardines del Guadalquivir para denunciar el estado de abandono inexplicable en que se encuentra este parque de la ribera del Guadalquivir contiguo a los Jardines Americanos. En ambos, la evidente falta de mantenimiento y conservación convierten estas zonas verdes de la ciudad «en patrimonio muerto, prácticamente inutilizable y sobre el que habrá que hacer en el próximo mandato un esfuerzo extraordinario de revitalización y puesta en valor medioambiental y educativo», según Espadas.

El socialista ha podido comprobar junto con usuarios de los jardines el estado de devastación de los paseos de albero con numerosas bolsas de agua que no drenan, agujeros y canaletas abiertas que se convierten en trampas al igual que las  arquetas de suministro y los sumideros cuyas tapas han sido robadas y nunca repuestas. También han sido expoliados los cables de las farolas que quedan tumbadas en el suelo dejando sin iluminación buena parte de estos 93.000 metros cuadrados, el mobiliario urbano como bancos y papeleras, y hasta los sistemas de riego por goteo. Hay restos de botellona y de basura, las fuentes están secas y sucias, hay maleza y zonas soEspadas denuncia el estado de abandono de los Jardines del Guadalquivirbre las que no se desbroza ni actúa en mantenimiento, e incluso árboles de gran porte caídos.

«La dejación de Zoido es por partida doble al permitir que se pierda sin más una gran zona verde heredada en perfectas condiciones tras la inversión de 9 millones de euros realizada en el anterior mandato. Ni se ha encargado de mantener estos jardines ni tampoco nadie del Ayuntamiento fiscaliza adónde va la parte correspondiente de los 8 millones de euros de dinero de los sevillanos por los que se adjudicó la conservación de estos parques dentro del lote número uno del macrocontrato», explica Espadas quien ha pedido «la rescisión automática de la adjudicación. Aquí no hay nadie trabajando. Nadie está cumpliendo con el objeto del contrato. Es evidente que ni se mantiene ni conserva ni se vigila ni se reponen material o plantas. El Ayuntamiento no puede limitarse a adjudicar macrocontratos de zonas verdes por valor de 48 millones de euros y desentenderse de su responsabilidad sin que nadie compruebe que se realiza aquello que se está pagando. Es una negligencia con dinero público sobre la que Zoido tiene que dar explicaciones».

La denuncia socialista sobre el estado de estos jardines se suma a la realizada meses atrás sobre los continguos Jardines Americanos, «expoliados igualmente, destrozados por falta de vigilancia y porque tampoco nadie de la empresa adjudicataria ni del Ayuntamiento se ha encargado de mantener». Se da la circunstancia añadida de que ambos jardines formaron parte de la moción socialista que se aprobó por unanimidad en el pleno de marzo por la que se exigía la intervención urgente municipal que permitiera salvar lo que aún quedara de este patrimonio verde de la ciudad. Nueve meses después de la moción, y pese a que en verano Espadas volvió a llamar la atención sobre el estado “crítico e irreversible” del parque, la reacción del gobierno local sigue sin llegar a esta zona.