El portavoz municipal socialista Juan Espadas y el concejal Joaquín Díaz se reunieron esta semana con directiva y varios miembros de las asociaciones de vecinos Triana Norte y Barriada del Carmen para chequear el estado del barrio y de los servicios municipales. En el diagnóstico, se repasó un listado de demandas en las que piden «el reforzamiento de las infraestructuras públicas así como intervenciones de mantenimiento en varias zonas y calles, que tras más de dos años de Gobierno de Zoido no han sido atendidas pese a que algunas de ellas no requieren de grandes inversiones por parte del Ayuntamiento».

Espadas pide a Zoido que, «al menos en lo que queda de mandato, abra los ojos y los oídos, ponga a trabajar la auténtica descentralización de decisiones en los distritos y los convierta en perceptores de las demandas de mejora en barrios que ahora quedan en tierra de nadie por no haber dotado de competencias, de personal ni de presupuesto suficiente a unos delegados que distan mucho de ser los alcaldes de distrito que prometió. Nos venimos encontrando tanto en reuniones vecinales como en el cúmulo de preguntas oficiales que realizamos en Comisión, que los delegados de distrito siguen tirando balones fuera sobre peticiones domésticas pero importantes para los vecinos, como son los arreglos en vía pública, intervenciones en parques, en barreras arquitectónicas e incluso en asuntos de podas o limpieza urbana. Es común a todos los distritos que los delegados contesten con evasivas, imprecisiones o derivando a servicios municipales en los que no tienen siquiera capacidad de influencia alguna», explica el socialista.

En Triana Norte los vecinos piden intervenciones en la limpieza y puesta en valor de solares, así como acciones integrales de mantenimiento urbano en Ronda de Tejares que es extensivo también a la barriada de El Carmen donde la necesidad de podas es ya acuciante por las ramas que entran por ventanas y balcones. De igual forma, «plantean sin respuesta del Gobierno preocupación al respecto de la proliferación de veladores que ocupan espacio público, así como por el derecho al descanso en zonas residenciales».

En cuanto a nuevas dotaciones o mejora de las existentes, el barrio pide la habilitación de huertos urbanos en el Charco de la Pava, así como espacios para el desarrollo cultural en el antiguo cuartel donde cabría instalar un biblioteca de proximidad. Desde el punto de vista del apoyo a familias en dificultades, la asociaciones plantean su preocupación por la atención social a aquellas que se encuentren en riesgo de exclusión así como la posibilidad de que en el barrio se instale un guardería municipal que les dé servicio.

El PSOE se ha comprometido a dar recorrido a este conjunto de reclamaciones a través de la Junta Municipal de Distrito en la que exigirán al delegado que aclare cuál es su nivel de compromiso concreto con cada una de las propuestas así como el calendario de ejecución que asume.