El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha mostrado este viernes su preocupación ante la posibilidad de que el mercado gourmet que actualmente se construye en las Naves del Barranco derive, finalmente, en la «privatización de hecho» de los espacios públicos colindantes y en la eliminación de zonas verdes y de esparcimiento, contraviniendo así, una vez más, el interés general de los sevillanos.

García ha realizado estas declaraciones después de visitar el lugar donde se acometen estas obras, junto a la presidenta de la AVV Estación de Córdoba, Lola Dávila, quien «nos ha trasladado el malestar que existe en estos momentos entre los vecinos del entorno por el modo en que se están llevando a cabo los trabajos y por la escasa información que el Ayuntamiento ha ofrecido hasta la fecha sobre esta actuación».

Según ha precisado el portavoz de IU, la entidad vecinal teme que la empresa adjudicataria no se haya ajustado al proyecto original y que esté aprovechando la ocasión para ocupar más metros cuadrados de los que le corresponden, lo que podría suponer la pérdida del carácter público de las plazas anexas a las Naves del Barranco por la invasión de veladores y de otros elementos no contemplados inicialmente.

Del mismo modo, desde la AVV Estación de Córdoba alertan de la construcción de un montacargas en una zona definida como espacio libre en el PGOU, así como de la aparición de grietas en la estructura del Husillo, un edificio anexo a las Naves del Barranco que, al igual que éstas, también se encuentra protegido.

«Nos parece muy grave lo que denuncian los vecinos», ha advertido García, quien, al hilo de esto, ha exigido explicaciones al alcalde, Juan Ignacio Zoido, y, este mismo viernes, ha solicitado también en Urbanismo una copia del proyecto del futuro Mercado Gourmet Lonja del Barranco. «Queremos comprobar esas posibles distorsiones y, en el caso de que veamos algo anómalo, actuaremos en consecuencia», ha apostillado.

«Izquierda Unida no se va a quedar callada ni de brazos cruzados ante ninguna operación que pretenda favorecer intereses particulares frente al interés general de los sevillanos», ha aseverado García, después de recordar la «ausencia de transparencia» con que el PP ha tramitado desde un principio este proyecto hostelero privado. «Primero retorcieron el PGOU hasta la saciedad, mediante una maniobra bastante artera, para lograr el cambio de uso de la parcela, calificada como Servicio de Interés Público Social (SIPS), y ahora nos llegan estas quejas de los vecinos», ha subrayado.

Por su parte, la presidenta de la AVV Estación de Córdoba  ha criticado la «falta de claridad» del Gobierno de Zoido, «ya que no responde nunca a las preguntas y a las dudas que los vecinos tenemos sobre estas obras». Lola Dávila ha llegado incluso a pedir en la pasada Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo la paralización de los trabajos que, al parecer, no se recogen en el proyecto inicial del mercado gourmet hasta que no se dilucide esta cuestión, pero la propuesta fue rechazada con los votos del Partido Popular.

Finalmente, García ha avisado de que IU estará especialmente vigilante con esta actuación y que hará todo lo posible para evitar que este sea «otro intento del PP por repartir el patrimonio de la ciudad entre unos cuantos, en detrimento de la mayoría de los sevillanos».