La Sala El Cachorro, ubicada en la calle Procurador número 19, acoge este sábado a partir de las 19.00 horas los actos para celebrar el XX Aniversario de La Ortiga, una cooperativa de consumidores de productos ecológicos que nació en el año 1993 de la mano de cuatro agricultores y veintitrés consumidores. Por ello, esta semana presentaban el balance de estas dos décadas de una entidad que alcanza ya los 700 socios. «El 8 de junio de 1993 cuatro agricultores y veintitrés consumidores nos pusimos de acuerdo para la compraventa de productos ecológicos y creamos La Ortiga, que cuenta con dos locales en Sevilla -en el centro y en Sevilla Este-, seis empleados y reparto a domicilio. Movemos cada año medio millón de euros. Hemos crecido pero no cambiado», apuntan desde la cooperativa.

De esta forma, y tras una breve presentación, a las 19.30 horas realizarán la proyección de un vídeo y una charla colectiva, para posteriormente rendir homenaje a los productores. «Haremos un repaso a la historia de La Ortiga, lo que aportamos, y haremos un homenaje a los productores que son socios en agradecimiento por su labor. Después habrá una cena informal», apunta Alejandro Brome, socio y presidente desde 2001 a 2010 de la cooperativa. A las 23.30 habrá también animación para todos los presentes y un regalo colectivo. También los más pequeños tendrán diversión asegurada, ya que desde las 19.00 hasta las 21.30 horas disfrutarán de espectáculos infantiles.

Las tiendas de La Ortiga disponen de casi 1.000 referencias diferentes de alimentos ecológicos: frutas y hortalizas de temporada, legumbres, cereales, panes, galletas, derivados, productos lácteos, arroces, potitos para los niños, que son muy demandados, carnes, frutas, quesos, chacinas hasta chuches para los más pequeños. De esta forma, se han convertido en «uno de los principales puntos de venta de todo el país en cuanto a variedad y cantidad de este tipo de productos». Productos ecológicos que, según aseguran desde la cooperativa, tienen los mismos precios e incluso más económicos que en las grandes cadenas de alimentación. «El 100% procede de la ganadería y de la ecología, y tenemos la cesta de la compra completa, incluso productos de limpieza y aseo personal. En las tiendas se pueden comparar los precios con el mercado convencional», sostienen.