Este año la Velá de Santiago y Santa Ana ha sido declarado como «Evento cardioprotegido». El motivo se debe a la instalación de un par de aparatos desfibriladores, uno en la Plaza del Altozano, más concretamente en la caseta de la Hermandad de la Estrella, y otro en el puesto de urgencias situado en la calle Betis.

Desde la Delegación de Salud del Ayuntamiento de Sevilla, y gracias al convenio firmado con la Fundación SSG, perteneciente al Grupo de empresas Servicios SocioSanitarios Generales (SSG), se esta trabajando para conseguir que Sevilla goce del estatus de ciudad cardioprotegida.

En este caso concreto, los hermanos de la Estrella han recibido cursos de Resucitación Cardiopulmonar y manejo de Desfibrilador Semiautomático impartidos a cargo del Grupo SSG, empresa líder en implantación de Espacios Cardioprotegidos de cara a la Velá de Santa Ana.

Una vez recibidos los conocimientos técnicos, se pasó a entregar, de manera simbólica, el desfibrilador. En la imagen que ilustra este texto, Ángel Ruiz, de Grupo SSG, hace entrega del instrumental al Hermano Mayor de la Estrella, Manuel Gonzalez Moreno, en presencia del Mayordomo, José Luis Álvarez Escamilla y del Jefe de Servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla, Fernando García-Cañavate.