El Parque del Turruñuelo se retrotrae a épocas lejanas. Ambientado como si de un mercado antiguo se tratara, hasta el próximo 7 de enero de 2013 se celebra el I Mercado Hebreo Navideño de Triana. Un evento dirigido tanto a niños como mayores donde se realizan actuaciones, pasacalles, teatro, juegos infantiles, luchas de hebreos y todo un variado programa de actividades para disfrutar aún más de estas fiestas navideñas. «Es una mezcla de artesanía, gastronomía, espectáculo e interacción con el público en vivo y en directo», explica Cristina Valle, perteneciente a Riverama Eventos, empresa encargada de organizar este original mercado junto con la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Gonzalo. Este es el segundo que se realiza en apenas unos meses, ya que en junio se llevó a cabo el I Mercado Medieval de Triana, con un gran éxito de público.

«Es todo de una temática y artesanal, no es un parque navideño propio actual de hoy día, sino que se ambienta en el mercado hebreo», apunta Valle. En este peculiar enclave, se compaginan actividades y artesanía con los puestos gastronómicos. Y para los más pequeños no faltan propuestas. Hoy y el próximo sábado 29 de diciembre podrán disfrutar de un pasacalles musical, además de tiro con arco, Cartero Real, personajes itinerantes, realizando diferentes pases desde las 11 de la mañana hasta las 22 horas.

Puri vende juguetes de madera: espadas, escudos, ballestas, arcos, peonzas, pinochos, xilófono, entre otros. Y ya son varios los años a los que acude a diferentes ferias de artesanía. «En Navidad es la primera vez», apunta. Su vecina de tenderete, Lola, decora tejas de forma artesanal. «Empecé como un hobby, luego con una mesa pequeña en un mercado pequeño, y hemos acabado con seis metros de puesto», comenta satisfecha. Reconoce que no se puede vivir de este trabajo. «Mi marido tiene un trabajo aparte, esto no da para comer. Aunque esperamos que muchos trianeros se animen a pasar por el Mercado Hebreo». En el puesto de quesos artesanos trabaja Cornelia, procedente de Rumanía. «La gente busca el queso más barato normalmente, aunque hay mucha variedad y el queso al pesto verde es el más demandado», afirma. Alfonso tiene un puesto de joyas y complementos hechos a mano, creado a partir de la crisis y como alternativa al desempleo. «El trabajo artesanal está muy poco valorado, y hay veces que cobras sólo el material, y cada pieza tiene un trabajo y lleva un tiempo realizarla», explica. Todo mantienen la esperanza de que el I Mercado Hebreo en Triana tenga muchas visitas durante estas fiestas navideñas, un lugar ideal para disfrutar en familia.