«Os puedo garantizar que os lo van a traer absolutamente todo». Así comenzaba su discurso el Rey Melchor en el solemne acto de coronación de Sus Majestades los Reyes Magos de Triana que ha tenido lugar esta tarde en la Parroquia de Santa Ana. Ante un expectante público, prosiguió augurando que «este año se van a cumplir todos vuestros sueños. No vamos a permitir que os quedéis sin regalos».

Los Reyes Magos y el Heraldo ya están en Triana

El duende de Triana. / A.D.

En primer lugar hizo su entrada el Heraldo, encarnado por Enrique Remesal, un conocido hostelero del barrio, a quien el Cartero Real le haría entrega de todas las cartas recogidas hasta ahora en el arrabal. A continuación, uno a uno entraban Sus Majestades de Oriente. El párroco Eugenio leía el pergamino que anunciaba la aparición de cada Rey Mago por riguroso orden. En primer lugar, llegaba de forma majestuosa el Rey Melchor, representado por el periodista Luis Baras; le seguía el Rey Gaspar encarnado por el trianero Manuel Touriño Álvarez y en tercer lugar el Rey Baltasar, o lo que es lo mismo, Esteban Romera, profesional del sector de los seguros.

El Rey Melchor, en representación de Sus Majestades, fue el encargado de pronunciar unas palabras ante el público allí congregado para transmitir su mensaje, y presentó también al duende de Triana, una novedad que se introduce este año en el cortejo con la carroza de la solidaridad. Asimismo, no faltó el oro, el incienso y la mirra como presentes para el Niño Jesús. Por su parte, el Heraldo recogió las llaves de Triana de manos del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, para poder «repartir ilusión» y recorrer las calles del barrio. «Aquí en Triana este acto se celebra de una manera muy especial», apuntaba el regidor.

Niños y mayores han llenado esta emblemática iglesia para ver este mágico momento, que además ha estado amenizado por el Coro de la Parroquia de Santa Ana y por la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas. Las caras reflejaban la ilusión y las ansias por entregar las cartas al Heraldo. Así, una vez finalizado el acto, los Reyes Magos han enviado al Heraldo a recorrer las principales calles del barrio para recoger las cartas de los más pequeños, hasta llegar a la sede del Distrito Triana, donde pondrá punto y final a su recorrido en 2015.