La polémica generada en torno al hilo musical en los primeros días de la celebración de la Velá de Santa Ana 2013 ha despertado opiniones a favor y en contra de este elemento incluido en la nueva ordenanza municipal desde hace meses. Por un lado, los partidos políticos de la oposición han realizado diversas manifestaciones en contra, mientras que la mayoría de los titulares de las casetas declaran estar «a favor» del hilo musical que, según afirman, «lo que hace es uniformar toda la música en la Velá».

Así lo ha manifestado, entre otros, Manuel Pérez, titular de la caseta Peña Trianera. «La polémica no tienen ningún tipo de sentido, es algo que todas las entidades sabíamos y no es nada nuevo, se hizo hace varios años. Hace dos meses nos entregaron la nueva ordenanza y el distrito nos solicitó a todos conocer qué música queríamos aportar al hilo musical, y creo que nadie contestó, tan solo una entidad». En el mismo sentido se ha declarado José Pereira del Puerto, de la Asociación Cultural Haza del Huesero El Turruñuelo y de la Peña Bética Santa María. «Antes se quedaba uno ronco con la música tan alta, parecía aquello una discoteca con la música a tope. Y ahora el volumen permitido no molesta y hay variedad: sevillanas, rumbas, música moderna, … Nos han insistido mucho en la ordenanza municipal, nos entregaron un librito con la normativa, y no entiendo las actuaciones ahora durante estos días», explica.

También Antonio Robledo, titular de la Hermandad del Rosario del barrio León, está de acuerdo en «unificar todas las casetas con la misma música, porque antes era una locura y con el volumen desaforado se molestaba a los vecinos. A partir de las 00.00 ponen música más movida para la juventud, pero dentro de una línea normal. Ahora se está muy a gusto y se puede hablar sin tanto ruido». Marco, de la Hermandad El Cachorro, asegura que «el hilo musical no es nuevo, y dada las características propias del lugar donde están ubicadas las casetas y su tamaño, es muy positivo que la música esté unificada, si no se molestarían las casetas contiguas. El público que asiste a la Velá es diferente al de la Feria de Sevilla, aquí se busca la convivencia, charlar con los amigos, tomar una copa tranquilo, y no por ello va a disminuir la afluencia de público».

Los titulares de las casetas en la Velá de Triana, «a favor» del hilo musicalPor su parte, Miguel Ángel Valle del C.D Balonmano Triana, aclara que «a nivel de asociación no vemos mal el que haya un hilo musical común, pero sí que a nivel de caseteros nos están transmitiendo que sufren perjuicios en asistencia de público ante la monotonía y el fallo en el mismo». Y así lo confirma el propio casetero, Ricardo Galiano, que además regenta otras cinco casetas en la Velá. «El fallo está en que no pueden existir casetas de partidos políticos, siempre se van tirando unos a otros, y la política no debe existir en la Velá, es para disfrutar los vecinos. Las cosas hay que decirlas antes, no ahora cuando estamos en plena fiesta. Admito que hay crisis, pero con esto del hilo musical tendremos menos beneficios, la juventud quiere música como estos años atrás», espeta el casetero.

La oposición, «en contra»

El coordinador local de IU en Sevilla, José Manuel García, ha lamentado este martes los «negativos efectos de la implantación de la ordenanza del Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), para la Velá de Triana». Y es que, según ha advertido, el intento del PP por «homogeneizar y encorsetar a toda costa dicha celebración, solo ha contribuido hasta ahora a restar público a las casetas y a provocar el malestar de muchos ciudadanos, que no logran entender las absurdas exigencias y prohibiciones que el Gobierno de Zoido se ha empeñado en establecer de manera arbitraria y excluyente». En un comunicado, García ha alertado del «bajón» que el evento está  experimentando este año en comparación con anteriores ediciones, algo que ha achacado a la crisis  económica, si bien, en su opinión, la ordenanza del PP, que IU ha recurrido ante los tribunales, «también tiene mucho que ver con este preocupante descenso de asistencia y con esta merma de participación».

Por su parte, el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla ha planteado al equipo de gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) la constitución de una comisión de urgencia para tratar los «problemas detectados en el funcionamiento de la Velá de Santa Ana derivados de la puesta en marcha de una ordenanza que pretende enconsertar hasta extremos absurdos el normal funcionamiento de una fiesta tradicional con señas de identidad propias y asentadas en el barrio y en la ciudad». En una nota, el PSOE ha declarado que, «sin compartirlo, se ha sido respetuosos con la voluntad del gobierno local de querer regular hasta el extremo asuntos tan espontáneos y señeros como la propia decoración o el hilo musical uniformes de todas las casetas, una ordenanza que hoy podemos decir que ha creado más problemas que soluciones vista la reacción de caseteros y las quejas del público», ha señalado el concejal socialista Joaquín Díaz.

El delegado del Distrito Triana, Francisco Pérez, ha instado a PSOE e IU a «respetar la Ordenanza de la Velá de Santa Ana, que fue aprobada por los medios en los que tiene que hacerse y cumpliendo todos sus requisitos y tramitación pertinente. Si la oposición no está de acuerdo puede combatirla por los medios oportunos y cumplirla». Del mismo modo, Pérez ha destacado «que con la Ordenanza, que debe respetarse y cumplirse, están de acuerdo la mayoría de los titulares de las casetas así como de los vecinos puesto que se respeta su derecho al descanso, por lo que en ningún caso está teniendo «efectos negativos» como critica la oposición, los efectos son positivos puesto que tanto titulares como vecinos están de acuerdo con esta norma. En cuanto al hilo musical, Pérez ha señalado que «es una medida que data del anterior gobierno del PSOE y que al extenderla a todas las casetas lo único que se pretende es evitar conflictos con los vecinos y, sobretodo, respetar el derecho al descanso, así como a la convivencia. Como bien sabe la oposición esto no es un recinto ferial, es una calle con viviendas y hay que respetarlo».