Es un líquido muy preciado que sin duda no se puede fabricar ni comprar. Únicamente se obtiene de las venas solidarias de quienes voluntariamente quieren y pueden donar. Para muchos, su importancia es vital. Y es que donar sangre, salva vidas. Por ello, hoy martes 20 de noviembre, tienes la oportunidad de regalar vida. La sede del distrito Triana en la calle San Jacinto número 33 se convertirá por unas horas en un hospital de campaña tomado por camillas, médicos y enfermeros donde los ciudadanos, convertidos en salvavidas, podrán contribuir con el Centro Regional de Transfusión Sanguínea.

La hermandad de La Estrella en Triana ha organizado, una vez más, una campaña de Donación de Sangre. Y ya van siete. «En el último año y medio hemos organizado seis campañas, ésta sería la séptima, obteniendo en total 270 donaciones», explica Manuel Domínguez del Barco, hermano mayor de La Estrella. Esta hermandad está muy vinculada con los donantes de órganos, ya que, según apunta Domínguez del Barco, la Virgen de la Estrella es la patrona de los trasplantados de corazón. «Pretendíamos realizar esta campaña en la sede de la hermandad, pero era inviable porque había que subir escaleras, así que al ponernos en contacto con el distrito Triana, nos abrieron las puertas para habilitarnos la sede del mismo para la donación», afirma.

Cada tres meses organizan esta llamada apelando a la solidaridad. «Hemos conseguido muchas donaciones y nos agradecen la iniciativa, la gente del barrio se vuelca. Desde que se abre hasta el cierre, hay gente participando, en 4 horas han pasado 60 donantes, un buen número según nos dicen», explica el hermano mayor de la hermandad.

Eugenio Baisón ha donado su sangre durante 40 años. A sus 65 años, el que ha sido el mayor donante de España, no puede seguir regalando vida pero sí «hurgar en las conciencias» para ayudar a los que más lo necesitan. Esta tarde, de 17 a 21 horas, también estará en Triana para informar a los ciudadanos de que pueden donar en el distrito. «Los trianeros participan, y aprovecharemos el tirón de la zona peatonal para comunicárselo a la gente». En solitario, sin asociaciones ni entidades de por medio, busca constantemente nuevos emplazamientos para organizar campañas de donación de sangre. Es el nexo altruista que provee al Centro Regional de Transfusión Sanguínea de lugares para llevarlas a cabo. «Colaboro con ellos en este sentido y de forma gratuita desde hace 9 años, en diferentes puntos de Sevilla y provincia, y me dicen que prácticamente estoy en plantilla», sonríe satisfecho. Para él, «con una transfusión estás dando vida, una bolsa, una vida. Calculamos que entre 45 y 50 personas como mínimo pasarán esta tarde por el distrito para donar. 45 y 50 sonrisas y vidas nuevas», comenta con esperanza. Asegura que regalar sangre, donar, «te llena de paz».

Su misión es seguir contribuyendo, y por ello, también en Triana, el día 30 de noviembre seguirá «hurgando en las conciencias». También ese día, se buscan salvavidas. En esta ocasión, será en la parroquia de Santa Justa y Rufina, en Ronda de Triana, con el único objetivo que recaudar litros y litros de sangre que puedan regalar cientos y miles de sonrisas.