Por la reanudación de la distribución del bonobús solidario de Tussam. Es la causa que ha llevado a un grupo de vecinos en situación de desempleo, que habitan el distrito Triana-Los Remedios, a protestar este lunes a las puertas del Ayuntamiento hispalense.

El bonobús solidario de Tussam, que permite que los parados puedan viajar gratis en el transporte público urbano, fue motivo de una intensa polémica a cuenta de la suspensión de su distribución. El Ayuntamiento hispalense, socio único de Tussam, atribuyó la suspensión de su distribución al agotamiento de la partida de 2,52 millones de euros consignada a tal efecto en los presupuestos generales del Consistorio para 2012, así como «numerosos casos de fraude» en el uso de este título.

En este marco, un documento de fecha 27 de junio del director gerente de Tussam, Manuel Torreglosa, exponía que el «nivel de fraude» detectado sobre el bonobús solidario rondaba entonces «el dos por ciento». En las fechas posteriores, según el Ayuntamiento, el fraude detectado en cuanto al uso de este título se elevaba al 3,7 por ciento y los 450 casos de uso ilícito descubiertos entre los 12.000 títulos de esta naturaleza constituyen el 94 por ciento del fraude global detectado en los títulos de Tussam.

De cualquier modo, un grupo de desempleados del distrito Triana-Los Remedios ha celebrado este lunes una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla para reclamar la reanudación de la distribución de este título. Los manifestantes, pertrechados con pancartas reivindicativas, han repartido entre los viandantes que cruzaban la Plaza Nueva una serie de pasquines sobre el conflicto del bonobús solidario.