Homenaje al Colegio Doña Nati en San Bernardo

¡Hola a todos! Me alegra mucho poderos contar que el Distrito Nervión va a colaborar con un grupo de vecinos y vecinas de San Bernardo en un merecido homenaje que éstos van a tributar a Natividad Martínez. Posiblemente, si hablamos de Doña Nati en las calles de este querido barrio, todos sus vecinos sabrán perfectamente de quién hablo porque muchos de ellos pasarían por el colegio que esta señora dirigió durante más de 40 años en la calle Almonacid. Su figura fue todo un ejemplo de dedicación y entrega en la docencia y gracias a ella muchas niñas de San Bernardo adquirieron formación para proseguir sus estudios.

Cada Miércoles Santo, cuando la Hermandad de San Bernardo pasa por la puerta del que fuera su colegio, las alumnas de Doña Nati siguen reuniéndose para ver pasar la cofradía y reencontrarse en el lugar en el que todavía perdura el recuerdo de su Directora.

Cuando su sobrina, Lola Martínez, y una antigua alumna, Reyes Roldán, me comunicaron en una reunión que mantuvimos en el Distrito la intención de tributar este homenaje, puse a su disposición todo lo que estuviera en la medida de nuestras posibilidades para colaborar en este homenaje. Su intención es colocar una placa en la actual casa del Colegio y que Doña Nati sea así recordada en su barrio. Me mostraron esta fotografía antigua en la que estoy segura que muchas alumnas todavía se reconocerán y que quiero compartir con vosotros como testimonio y reconocimiento de una figura inolvidable.

Posiblemente, nombres como el de Natividad Martínez no figuren nunca en los grandes libros de historia, pero su trabajo callado, humilde y entregado es todo un ejemplo de dedicación para generaciones de vecinos del Distrito. ¡Un abrazo a todos!