Función Principal de la Hermandad de la Misión

Esta mañana ha tenido lugar la función principal de instituto de la Hermandad de la Misión del barrio de Heliópolis, la cual ha sido presidida por el Rvdo. P. D. José Manuel Valdés.

La Hermandad de la Misión, cuya sede está en la Iglesia de San Antonio María Claret situada en la calle Padre García Tejero, realiza estación de penitencia por las calles del barrio la tarde del Viernes de Dolores.

Es por eso que hoy, quiero echar la vista atrás y recordar los orígenes de la Archicofradía del Inmaculado Corazón de María y Hermandad Sacramental del Santo Cristo de la Misión, Nuestra Señora del Amparo, San Juan Evangelista y San Antonio Mª Claret.

La Archicofradía, desde su fundación en la Parroquia de Nuestra Señora de las Victorias de París el 11 de diciembre de 1836, se fue extendiendo por todo el mundo, llevada de la mano de los Misioneros del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos).

Concretamente en Sevilla, se establecen en la Capilla de la Puerta de Jerez. Corría el año 1907, residiendo la Comunidad Claretiana en la calle San Gregorio nº22 (actualmente Sede del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla) donde se rinden las primeras devociones y cultos al Inmaculado Corazón de María.

Se inicia así el “germen” de la Archicofradía que se funda en 1948 como Hermandad de Gloria.

Los años 80 fueron clave en el devenir de la Hermandad que hoy conocemos ya que se creó la Hermandad Sacramental, agregándole imágenes penitenciales que suscitasen devoción entre los jóvenes, a fin de que esta savia nueva pudiese darle vida a la Archicofradía. Es por ello que en febrero de 1983 llega al Colegio Claret la imagen de la bella dolorosa, Ntra. Sra. del Amparo, procedente del Convento de Santa Rosalía de Sevilla.

Muy rápidamente su presencia se hizo sentir entre los Alumnos. En torno a Ella se celebraron cultos y vía crucis externos por el Barrio en andas de traslados cedidas por diferentes Hermandades de Sevilla, hechos que se repiten durante más de tres años y perviven al día de hoy recogidos en las Reglas de la Hermandad. Aquella corriente de jóvenes cofrades comprometidos, fundamentalmente alumnos y antiguos alumnos del Colegio, se integrarían posteriormente en la Archicofradía, dotándola de nuevas fuerzas e ideas guiada por Misioneros Claretianos.

En el año 1984, se decide encargar una imagen de un nazareno al entonces estudiante de Bellas Artes, el imaginero D. José Manuel Bonilla Cornejo. Comenzando la misma con boceto previo de paso de “misterio” en un pequeño estudio-taller en la sevillana plaza de los Carros. Imagen que fue terminada en 1988.

El día 3 de marzo del mismo año, la talla del Santo Cristo de la Misión se bendice en Misa Solemne y días después, el 25 de marzo, realiza su primera salida procesional por la calles de su barrio de Heliópolis en un Vía Crucis penitencial en el Paso de la Señora adaptado con un monte de claveles.

La devoción al Corazón de María sigue siendo el centro y eje de la primitiva Hermandad de Gloria, como lo refleja su Escudo, y de los que brotan las dos nuevas facetas de la Archicofradía, la sacramental y la penitencial. Hecho que se convirtió en realidad el 22 de septiembre de 2007 tras la aprobación en un cabildo extraordinario de las nueva reglas y ratificadas meses después por el Sr. D. Carlos Amigo Vallejo, Cardenal Arzobispo por aquel entonces de Sevilla.