Un examen

Lo recuerdo perfectamente. El examen de Derecho del Trabajo era ese día. Me quería levantar muy temprano para repasar. El día antes me acosté lo antes que puede. Suena el radio/despertador y cambias el pitido por la emisora. Y la noticia, en primer lugar no la escuchas bien (subes el  volumen), después aguzas el oído, y después exclamas el asombro en una palabra mientras te levantas para avisar a tus padres.

Recuerdo el examen. El silencio del mismo. El café de después y un paseo que algunos nos dimos hacia el centro de la ciudad. Ese aire no lo volví a respirar.

Recuerdo la última vez que lo ví. De lejos.  No me conocía. Caminaba desde la Plaza de San Francisco a la Calle Sierpes un día, creo de noviembre,  por la tarde/noche. Vaqueros y chaqueta sport clara. Era un concejal. 

Algunos piensan que por pensar diferente hay que pegar tiros.  Se los cruzó esa noche. Un recuerdo para él .No mata la muerte. Mata el olvido. No olvidamos a Alberto Jiménez Becerril y su esposa. Todos hubiéramos querido tener sólo un examen ese día.