Llevará el nombre del barrio, y es el proyecto estrella del Centro Deportivo Bermejales, sito en la calle Bolonia. El próximo mes de septiembre se inaugurará un club de pádel que permitirá a los numerosos aficionados de la zona competir en ligas especiales y desarrollar diversas actividades.

«Lo principal es que se cree una sensación de pertenencia, de equipo, de unión con el barrio», explica Esperanza Brey, gerente de la empresa B Dos Ocio, Cultura y Deporte, adjudicataria del centro desde el pasado mes de mayo.

Una de las pistas de pádel del C.D. Bermejales

Una de las pistas de pádel del C.D. Bermejales

De esta forma, a los habituales servicios de alquiler y uso de las 4 pistas de pádel de que consta el complejo, se añaden clases para la iniciación infantil, cursos para adultos, para competición y tecnificación. Aunque la formación estará principalmente enfocada en el pádel, también se orientará al fútbol 7 y Sala, aprovechando que también cuentan con sendas pistas para estos deportes.

Por otra parte el Centro Deportivo acogerá torneos, liguillas y quedadas, y será objeto de circuitos de intercambio con otras instalaciones de la provincia, durante los fines de semana.

Brey recalca que no se tratará de un club al uso, en el que las puertas sólo están abiertas a socios que pagan una cuota. Aquí la entrada es libre, y «sólo se hace una matrícula simbólica de 20 euros anuales, en los que va incluido un polo y una gorra del equipo».

Con estas iniciativas están recuperando usuarios que dejaron de pasar por el centro, hasta lograr una ocupación de en torno al 80% en estos meses de verano. «Los inicios fueron complicados, porque las instalaciones estaban bastante dejadas y tuvimos un duro trabajo de adecentamiento. Además, sufrimos varios destrozos. A la semana, nos rompieron 4 cristales de pádel, y hasta nos han tirado pintura en la pista de fútbol sala…», recuerda Esperanza, cuyo objetivo primordial es mirar al futuro.

Brey junto a Rafael Belmonte, en una reciente visita a las instalaciones

Brey junto a Rafael Belmonte, en una reciente visita

Pasando por un presente en el que el balance es favorable. «La respuesta de los vecinos en relación al club es bastante positiva, aunque tendremos que esperar al día 1, cuando se abra la inscripción, para considerar datos concretos», añade.

La nutrida oferta del barrio, con el Servicio de Actividades Deportivas de la Universidad de Sevilla (SADUS) y el C.D. Ifni a la cabeza, no le asusta. «Son ofertas complementarias, diferentes, sobre todo con respecto al SADUS, restringido a la Comunidad Universitaria y poco más», concluye.

El optimismo se mezcla con la ilusión en sus palabras. Su empresa, B Dos, nació a finales de 2012 y este es su primer gran proyecto, «el salto de calidad», del que esperan les dé «el prestigio definitivo».

Entre otras iniciativas, han repetido experiencia, por tercer año, con el Campus de Verano en el Centro Deportivo Tiro de Línea. En el mismo barrio, han organizado actividades deportivas en el seno de la velá. También han llevado a cabo los programas «Navidad en la Macarena», «La bici va al cole» o «Vive tu parque».

Quedan, pues, las últimas pinceladas para poner en marcha el club. Para devolver la vida a un centro deportivo que, como novedad, también abrirá por las mañanas. Para que Bermejales, Pádel y Deporte sean términos equivalentes.