«Desde pequeño construía juguetes a mis hermanos, luego a mis hijos» y eso lo aplicó a los belenes, la originalidad y, sin duda, la maña le llevaron a crear el belén más famoso de Bellavista, el más original de Sevilla un belén que hasta la BBC británica no ha querido perderse y ¿qué tiene de especial? pues, que está hecho de conchas.

«Estaba trabajando en Marbella y había muchísimas conchas de la playa, las recogía y mi mujer me dio la idea del belén», han pasado 37 años desde aquello y ya ha creado más de 300 figuras. El nacimiento y los reyes están como en todos los belenes pero la originalidad de Nicasio llega más allá. María mece la cuna mientras José da con el bastón en el suelo, los reyes guiados por sus pajes dan vueltas hacia Belén, los guardas del Palacio de Herodes hacen ronda a la puerta, una pastora teje, otro fuma, otro ordeña una vaca, ponen herraduras a los burros, las ranas saltan, las cabras se pelean y los niños juegan al corro de la patata. Todo ello y mucho más hecho con conchas y en movimiento.

«Autobuses de Córdoba, Huelva y Málaga vienen a ver el belén» cuenta su mujer que ya deja la puerta de casa abierta porque el continuo entrar y salir es incontrolable. «Desde las 10 la mañana hasta las dos y media que pasamos un ratito para comer y luego a las cinco volvemos y hasta las ocho o nueve que no se vaya el último» ese es el ritmo de vida que tienen durante las navidades pero Nicasio está encantado.

Como dicen todos los que lo conocen, Nicasio es un «artista», dedica «todo el año» a hacer este belén y cuando no, a hacer pasos de Semana Santa en movimiento y es que según él «soy doblemente tonto, tonto de nacimiento y tonto de capirote». Así describe su pasión por la navidad y la semana grande sevillana una pasión que él representa con mucha arte, ingenio y muchísima admiración.