Juan González y su mujer María Jesús López buscaban algún negocio que llevar juntos pero al que le viesen «futuro y en el que creyésemos realmente». Mirando y estudiando las posibilidades un día «hablando con mi hermana de Jaén, me contó que mi sobrina estaba en un proyecto llamado Aloha Mental Arithmetic que motiva el ejercicio del hemisferio derecho desarrolando así habilidades que el ser humano suele descuidar, pero aportan grandes beneficios. Al explicarme todo aquello quedamos encantados y decidimos que ahí estaría nuestro futuro».

Tras una entrevista con los directores de la franquicia en Madrid y tres meses de formación en Palma de Mallorca, madre de la criatura, este matrimonio trajo a Sevilla un método de enseñanza único. «El objetivo es potenciar el hemisferio derecho, es decir, la concentración, la memoria fotográfica, la creatividad…etc. Mediante una serie de ejercicios didácticos se motivan estas habilidades siendo una inversión de futuro».

Existen dos programas: Tiny Tots y Kids. El primero comprende a los niños con edades entre los 5 y 7 años y el segundo de 8 a 13. No son correlativos, terminando cualquiera de los programas el niño habrá cumplido los objetivos, sus habilidades serán notorias no sólo en el ámbito lectivo sino en todos los aspectos de su vida. De hecho, los niños que terminen el método Aloha, habrán desarrollado la concentración y atención, la autoconfianza, las habilidades analíticas y una gran velocidad y precisión en la aritmética para toda la vida.

«Generalmente, estamos acostumbrados a usar nuestro hemisferio izquierdo: comunicación verbal, escucha, análisis lógico, lenguaje oral y escrito. Por eso con este método se pretende buscar un equilibrio entre ambos hemisferios, potenciando al máximo las capacidades del niño». El uso del ábaco es la clave de este método que surgió en Palma de Mallorca en el año 2009 y que a día de hoy atiende a 400 centros en toda España.

Y más aún que serán, porque Juan y María Jesús se están recorriendo toda Sevilla para que el próximo curso todos los centros educativos que lo requieran tengan Aloha Mental Arithmetic como una actividad extraescolar más. «Los padres y profesores de los centros se están mostrando muy interesados, es un programa divertido y llamativo y que tiene muy buenos resultados», explica Juan González.

En poco tiempo ya han conseguido concertar aulas con varios centros entre los que se encuentra CADIS, «Mercedes se puso en contacto con nosotros, hicimos una demostración a la que vinieron casi cuarenta padres y están muy interesados, les ha encantado el método». «Desde que soy padre me doy cuenta de la importancia que tiene el futuro de mis hijos, tengo claro que si hay algo que les pueda venir bien prefiero quitarme yo de algo que privar de eso a mis hijos. Por eso tengo claro que cuando tengan la edad formarán parte de Aloha» cuenta convencido Juan.

Pero además de ser una oportunidad para los niños también es una fuente de trabajo «ofertamos plazas de profesores a los que hacemos pasar por el control de calidad y la formación que requiere la central de Mallorca». No hace ni un año que comenzaron con Aloha y ya tienen a cinco profesores en el proyecto, cinco licenciados que en estos años difíciles han encontrado en la iniciativa de Juan y María Jesús un futuro.