Un salón de bodas con mesas redondas acompasadas, sillas enfundadas con una tela blanca decorada con un lazo de algún color y tartas gigantescas que se cortan con espadas, son algunas de esas tradiciones que han pasado de ser indispensables a considerarse «una horterada». Mirka Eventos ha nacido con la nueva visión de las bodas y es así como pone en marcha todas los elementos para una boda perfecta. Ejemplo de ello es la de Fran Rivera y Lourdes Montes que también eligieron a esta decoradora para «su día especial».

La clave está en la originalidad. Fuera tartas de diez pisos, mesas blancas con lazos y velas y rimbombantes decoraciones con flores. Ahora lo que se lleva son las bodas temáticas; campestres, con estilo sesentero o, simplemente, con elementos que las hagan únicas. Desde la invitación de boda hasta el libro de firmas, todo tiene que ser para «lo nunca visto».

Cuando antes lo más importante era la iglesia, el vestido de la novia y comer bien, ahora «la gente le da mucha importancia a la decoración» y para que esa originalidad no se pase de rosca, para no recargar la sencillez ni caer en el minimalismo, está Mirka Eventos. Macarena Herrero se encarga de poner en orden las ideas del futuro matrimonio. ¿Qué es lo que quieren, una boda dedicada al mundo de los carnavales de canarias? (por ejemplo) pues así será, pero con clase, por supuesto.

«Normalmente ellos me dan la idea que tienen y yo se lo hago todo, desde las flores de la iglesia hasta el libro de firmas» comenta Macarena que defiende que «la gente tiene la creencia de que este tipo de servicios eleva mucho el precio y no es así, al final te quita un peso de encima y, más o menos, sale por lo mismo porque siempre me ajusto al presupuesto que tenga cada pareja».

Mirka ha nacido con la nueva generación de bodas y es por eso que sabe perfectamente lo que se lleva ahora «ahora se gasta y se esfuerza uno más en la decoración que en la propia celebración. Las mesas dulces o los photocalls temáticos son cosas que se están volviendo imprescindibles y permiten que tu boda sea única».

La boda de Fran Rivera y Lourdes Montes

Cada boda que Macarena organiza acaba siendo su propia boda, «las novias organizan su boda un año antes y vives con ellas cada elección de este día». Es por eso que, que todo salga bien, no es ya algo profesional sino personal.

Quizá por el trato o por el gusto de sus decoraciones, Macarena ha ocupado portadas del Hola, organizado congresos y ganado mucha repercusión en tan poco tiempo. Con esta trayectoria, su trabajo cayó en manos de Lourdes Montes y, sin buscarlo, Macarena acabó viviendo una de las bodas del año 2013.

La decoración, la de las fotos. Un «photocall» al más puro estilo sevillano. Con aires camperos, sencillo pero elegante. Sin ser recargada pero con un indiscutible toque original que hacía que esa decoración fuese única y exclusivamente de esa boda. Fran Rivera y Lourdes Montes darían a conocer a Macarena sus gustos, sus estilos y lo que querrían en ese día tan especial y así fue como lo plasmó Mirka Eventos.

Sin duda, como cabe esperar, esta es una de las bodas más especiales que ha vestido Macarena, entre ella y Lourdes queda una relación muy especial y entre la relevancia mediática del enlace y la estrecha amistad que les unió, trabajar en esta decoración fue un regalo cargado de responsabilidad personal y profesional.

Pero decir que esta fue la boda más importante, sería mentir porque aunque tiene un gran peso en su trayectoria «he decorado laboda de mi hermana y eso sí que es importante» además «las amigas mías que se han casado me han encargado la decoración» y esto también es para recordar. Y es que una cosa es el reconocimiento nacional a través de la relevancia de tus clientes y, otra muy distinta, el reconocimiento personal al saber que has diseñado la boda perfecta a las personas que más quieres.