Seis años hace desde que se fundase y hoy ya tiene un premio a la mejor iniciativa del año. La asociación de vecinos Jardines de Hércules nació por el bien del barrio de Bellavista y de los que allí viven y, desde entonces, no ha cesado en su lucha.

Juan Lobo era residente del Casco Antiguo pero hace unos años decidió venirse a los pisos residenciales que acababan de erigirse en Bellavista. Al poco esta elección le ha llevado a ser presidente de la asociación de vecinos Jardines de Hércules y a día de hoy no se arrepiente ni de haberse mudado ni de sentir el asociacionismo, «aquí vivo muy bien, muy tranquilo con mucha seguridad».

«Nuestros comienzos fueron en una sala en uno de los garajes, allí nos reuníamos mientras habilitábamos un sitio donde fijar la sede de la asociación. Hace dos meses el alcalde, Juan Ignacio Zoido, vino a la inauguración de este local» cuenta Juan Lobo como ejemplo del esfuerzo que esconden todos estos años, «en este tiempo hemos y estamos trabajando mucho, es un ejemplo de que el sentir asociativo es muy importante para los núcleos vecinales».

Más de cinco mil vecinos de los cuales la mitad o más son niños por lo que las actividades que se organizan desde la asociación «van destinadas a los niños pero siempre teniendo en cuenta que detrás de estos niños siempre se esconden unos padres». Es por eso que la sede de la asociación no podía estar mejor equipada, con un bar con su velador y a los dos lados de ella columpios para los más pequeños, todo ello vallado y asegurado para que la tranquilidad y el disfrute vayan de la mano.

Actividades innovadoras que han merecido el premio a la iniciativa del año como es el mercado de artesanía, así como otras muchas que han regalado a los vecinos grandes días de disfrute se unen a los proyectos de futuro que poco a poco, granito a granito y entre todos los asociados van consiguiendo. Entre estos últimos está el apeadero de la salud «que permitirá a los vecinos dejar el coche en el garaje e ir en cercanías» o la línea 3 «que según parece antes de verano ya estará operativa y eso es un avance importantísimo porque atravesaremos casi Sevilla entera en una línea recta y en pocos minutos estaremos en el centro».

Ante lo conseguido Juan Lobo se crece y no frena su lucha «moralmente el premio lo que nos impulsa es a seguir trabajando». Esta «prolongación de Bellavista» ha dado un giro de 90º y, si se puede, pronto dará la vuelta completa y es que con un presidente activo y una comunidad involucrada, en Jardines de Hércules todo es posible.