Atención, padres de Sevilla. Lo que están a punto de leer tal vez les sorprenda, incluso ofenda, pero seguro que les cambiará la percepción: «las grandes dificultades que presentan los niños tanto en el entorno familiar como en el escolar no vienen por ellos mismos, sino por quien los cría».

Es la reflexión de Luis Aretio, psicólogo sevillano que acaba de poner en marcha un singular proyecto, una «Autoescuela para padres» en la que los progenitores pueden formarse en tan complejo arte. La iniciativa se presentó el pasado martes en el CEIP Julio Coloma, en un acto que contó con la presencia del delegado del Distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte.

«La sociedad en que vivimos exige cualificación para todo, menos para algo tan vital. Por no pedir no se piden ni los 18 años», explica Aretio, que busca acercar la «temida» psicología a los padres a través de una parte teórica y otra práctica.

Un divertido Luis Aretio, en la presentación del proyecto

Un divertido Luis Aretio, en la presentación

«Cuando les dices que son ellos quienes tienen que hacer el esfuerzo, muchos se levantan y se van. O de repente están muy ocupados y no vuelven». De esta manera se suaviza, porque tiene mucho peso la interrelación con otros padres. Por ejemplo, en casos de divorciados o separados.

La repetición del patrón recibido en casa parece no servir ya. «De la familia clásica se ha pasado a la monoparental, homoparental, reagrupada, multicultural… y en cada caso hay que actuar de una manera», comenta.

«Luego hay que saber hacer frente a necesarias explicaciones en los casos de madres solteras que han logrado la fecundación gracias a la ciencia, sin padre conocido. Ya no se puede educar, por tanto, como antes», añade Luis.

La Educación de los hijos es una de las 5 cuestiones que más preocupan a los españoles. La enseñanza que se imparte, los métodos del profesorado, el presupuesto con el que cuentan los colegios…

La «Autoescuela para padres» en el CEIP Julio Coloma

La «Autoescuela para padres» en el Julio Coloma

«Lo que no se suele tener en cuenta es que la familia debe ser la primera escuela, y la escuela la segunda familia. El profesor debe enseñar y formar, pero no educar. En todo caso complementar la labor del padre».

Aretio va un paso más allá y sostiene que, «ya que las matrículas de los niños son gratis, que reciben libros de texto e, incluso, ordenadores desde primaria, los padres podrían formarse en contraprestación».

Se da la paradoja de que las personas que acuden sin falta a las charlas son los que menos tendrían que estar allí, porque saben lo que hacen. Así lo asegura el psicólogo, tanto como que a las familias de alumnos alborotadores, que están expulsados a menudo, nunca se les ve por las sesiones de orientación. «Sería importante invertir esta balanza».

Los hijos e Internet

En la «autoescuela» se abordan temas complejos como las normas y la disciplina o la sexualidad, pero sobre todo se hará hincapié en el acceso de los menores a las nuevas tecnologías y las redes sociales.

«Las pantallas idiotizan. Ya sea la de un móvil, una tablet o la de la televisión, que aunque vemos como algo más inocuo, porque lleva con nosotros toda la vida, es igualmente perjudicial», explica tajante.

Aretio se posiciona a favor de que los niños se habitúen a las nuevas tecnologías, pero con límites y supervisión paterna. «Que las usen, no que abusen. De lo contrario, vamos a tener una generación de adictos a internet, si es que no la tenemos ya».

El sobreexposición a las pantallas, ya sean de móvil, tablet o televisión, puede acabar en adicción

El sobreexposición a las pantallas, ya sean de móvil, tablet o televisión, puede acabar en adicción

Al abordar cuestiones relacionadas con la Educación es inevitable mirarse en el espejo del modelo finlandés, el de la innovación en las aulas y un sistema renovado, que Luis Aretio ve inviable en España, «de momento».

«Falta mucho por mejorar en materia de ciudadanía y civismo. Ahora se está potenciando el emprendimiento en las aulas. Está genial que se desarrolle el talento, pero antes habría que garantizar el respeto del niño hacia los compañeros y, sobre todo, hacia el profesor», indica.

¿Sabía que hay cuatro tipos de familia según la forma de educar? ¿Sabría decir si es usted asertivo o autoritario? ¿Permisivo o sobreprotector?

En esta autoescuela, que pretende tener presencia en todos los centros de Sevilla, no conseguirá ningún carnet. No. Pero si será consciente de que hay patrones negativos que se pueden repetir, y de que la sociedad «puede mejorar en el futuro si sabemos guiar hoy a los más pequeños».