¿Tieso o Taco? No confundir con el típico Truco o Trato de los norteamericanos por Halloween, una fiesta que cae allá por noviembre, cuando a Sevilla regresa el Tenorio, también con T. Letra que protagoniza la entrada en este peculiar diccionario sevillano.

En cuanto a la gastronomía, la letra T se encuentra en palabras como Tapín, o calabacín. Un término no considerado por la Real Academia Española. También por la T y sirviendo como unidad de medida se halla en este diccionario sevillano la palabra Tanque o «vasija con un asa para sacar un líquido contenido en otra mayor, y que se usa también en lugar de vaso para beber», según la RAE.

Cuidado con la cerveza, corre usted el riesgo de coger una buena «Tajá», sinónimo de borrachera. De ahí Tajarse, Tajado y otras tantas conjugaciones posibles. Hablando de cerveza, ¿engorda o no? Muchos defienden que este líquido elemento salido es el responsable de las muchas Talegas, y no son las de llevar el pan, que se ven por la calle. Pero, ¿se deben estas grandes barrigas a la alta ingesta de cerveza? Mejor no saberlo y seguir dándole al Trinqui, sinónimo de beber una copita.

Cuidado con el Trinqui porque es posible que ponga en juego su verticalidad y pegue un Talegazo o para la RAE, costalada o golpe que alguien da al caer de espaldas o de costado. Y es que beber mucho sale caro. Si se habla de dinero, se puede usar la T para referirse a los que tienen el Taco (gordo o menos gordo) o para los que por gastar no gastan ni para bromas. Estos últimos vienen a llamarse Tiesos. Sí, esos a los que a mitad de mes miran su cuenta corriente y les entra un Tembleque de piernas.

También por la T y para referirse a cuestiones de dinero. Ojo, un verbo muy de moda dados los últimos casos de corrupción que salpican la actualidad: Trincar. Según la RAE, «apoderarse de alguien o de algo con dificultad». ¿Con dificultad? No lo será tanto cuando hay tantos trincones. Y el que trinque, al Trullo o al Talego. Vamos, a la cárcel.

Dejando de lado la gramática judicial, también se puede hablar de moda con la T. ¿Ha dicho alguna vez Traje de chaqueta? Pues bien, es correcto esta forma si es para referirse a un diseño para una mujer y erróneo si lo es para un hombre ya que entonces deberá decir simplemente Traje pues, como advierte la RAE, este término define a un conjunto de chaqueta, pantalón y, a veces, chaleco, hechos de la misma tela. Traje de chaqueta (para hombre) por lo tanto es un pleonasmo. En este caso cabe también la opción Terno, que deberá usar solo en el caso en el que el Traje lleve chalequillo. De ahí el Terno: pantalón, chaqueta y chalequillo. Tres de Terno. Siguiendo con estas consideraciones en el vestir, no caiga en el imperdonable error de llamar traje de faralaes al traje de flamenca o gitana. Marcará la diferencia entre ser o no de Sevilla.

¿Conoce alguna palabra más que empiece por la T? Ayúdenos a completar este diccionario dejando su comentario al final de estas líneas.