Unos 43.000 legajos, con unos 80 millones de páginas y más de 8.000 mapas y dibujos hacen del Archivo de Indias uno de los edificios más interesantes de la capital hispalense. Los secretos de este espacio han sido revelados a las 125 personas que han conocido este monumento, catalogado Patrimonio de la Humanidad, en una actividad enmarcada en la Semana de la Arquitectura de Sevilla.

Fibes, La Catedral (vea el vídeo de la visita a las cubiertas), el Palacio Arzobispal y, este jueves, el Archivo de Indias. La Semana de la Arquitectura, organizada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla, sigue ofreciendo visitas a los sevillanos a los lugares de interés.  La iniciativa, que cuenta las actividades propuestas por éxitos de convocatoria, se celebra por duodécimo año consecutivo.

Archivo de indias, patioDurante las visitas, que se han ido desarrollando durante la mañana de este jueves, los participantes han podido conocer que este edificio, de estilo manierismo, fue diseñado por el «Norman Foster de la época, el arquitecto Juan de Herrera» por deseo del rey Carlos III.  El objetivo del monarca era centralizar en un único lugar toda la documentación referente a la administración de las colonias españolas hasta entonces dispersa en diversos archivos: Simancas, Cádiz y Sevilla.

El edificio se dispone en una planta cuadrada construido sobre una masa escalonada y cuenta con dos pisos de altura culminados por una balaustrada, lo que confieren al conjunto un aspecto de volumen único. Las diferencias entre la parte baja, ligera y diáfana, y la pesada planta superior sugieren la coexistencia de distintas autorías en el edificio.

Además de la importancia arquitectónica del espacio, el Archivo de Indias destaca por albergar documentos que ocupan más de nueve kilómetros lineales de estantería. Se trata de unos 43.000 legajos con unos 80 millones de páginas y 8.000 mapas y dibujos que proceden, fundamentalmente, de los organismos metropolitanos encargados de la administración de las colonias.

El Archivo es uno de los archivos generales (junto con el de la Corona de Aragón y el de Simancas) pertenecientes al Estado español. En 1987 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco junto a la Catedral, la Giralda y los Reales Alcázares de Sevilla.